Un laboratorio los Estados Unidos ha creado un nuevo acelerador para estudiar los materiales en condiciones tan extremas que se asemejan a la presión que existe en el núcleo de la Tierra. Su nombre es “Thor”, y puede aplicar una presión de hasta 1 millón de atmósferas.

Su desarrollo y fabricación ha estado bajo la responsabilidad de investigadores de Laboratorio Nacional Sandía, quienes también son los responsables de la creación de la llamada “Máquina Z”, un acelerador que incluso puede aplicar mucha más presión que el martillo de Thor (hasta las 5 millones de atmósferas), pero que también es mucho más anticuado y su tamaño es gigantesco.

Advertisement

Advertisement

Y es que esa es la mayor ventaja del acelerador Thor, que su tamaño es mucho más reducido que cualquier otro acelerador de su clase y posibilidades. Ocupa apenas unos 600 metros cuadrados, cinco veces menos que los 3.000 metros cuadros que ocupa la Máquina Z.

Foto: Randy Montoya (Sandía Labs).

David Reisman, el físico teórico encargado del proyecto,a segura que el llamado martillo de Thor puede alcanzar un campo magnético similar al del centro de la Tierra, por lo que podrán estudiar materiales a unas condiciones extremas, para analizar su resistencia y los efectos de este tipo de presión sobre ellos.

Sponsored

De nuevo, también hace énfasis en que la mayor ventaja de Thor sobre su antecesor, la Máquina Z, es la tecnología moderna que utiliza, la cual evita ningún tipo de pérdida de energía y el uso de cientos de nuevos y pequeños capacitores, en lugar de los pocos que usaba la Máquina Z, los cuales eran de gran tamaño. El resultado es un acelerador mucho más eficiente.

Desde el año 1996 la Máquina Z operaba, pero ahora será reemplazada por este acelerador más rápido, más eficiente y mucho más preciso. No es el acelerador más grande ni poderoso (“Z” sigue contando con ese título), pero los físicos esperan que en general su uso sea mucho más práctico y óptimo que el de su antecesor. [Sandia National Laboratories vía Phys.org]

Advertisement

Fotos: Randy Montoya (Sandía Labs).

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)