En el anterior Mobile World Congress ya vimos un atisbo de la tecnología de carga rápida de Meizu, pero aún no estaba lista. Un año después, el fabricante chino ya tiene el estándar, y es brutal. Carga una batería como la del OnePlus 2, el LG G4 o el S6 Edge Plus (3.000 mAh) en solo 20 minutos y sin recalentar la unidad.

El avance se llama Super mCharge, y suministra 55 vatios de forma estable a la batería gracias a un sistema de dos chips de conversión de corriente y un cable USB 3.0 modificado para soportar hasta 160 vatios. La temperatura de carga, con el dispositivo encendido, no supera los 39 grados, que es más que aceptable habida cuenta de como se calientan algunos smartphones.

Advertisement

Los sistemas de carga rápida actuales son capaces de rellenar el 60% de una batería de 3.000 mAh en alrededor de media hora. El nuevo estándar de carga de Meizu es un avance más que bienvenido en este sentido. Además, la reducción de la temperatura se traducirá en una mejorar sustancial de la vida útil de la batería.

De momento, Meizu se reserva para sí la tecnología que precisa de cable, conector y batería específicos. Solo los próximos móviles Meizu serán compatibles con Super mCharge. Lo que deja al resto de los fabricantes ante la disyuntiva de esperar a que Meizu libere el estándar o crear los suyos propios. De momento toca esperar.