Los auriculares que veis sobre estás líneas son reales. Su nombre es Earin, se conectan al smartphone vía bluetooth, e integran unas minúsculas baterías. Cuando se quedan sin energía, una cápsula-llavero dotada de otra batería recargable permite guardarlos con seguridad y cargarlos en el bolsillo.

Earin es la creación de un grupo de antiguos ingenieros de Nokia y Sony-Ericsson que acaban de desembarcar con el proyecto en Kickstarter. Lo atractivo de la propuesta les ha valido casi la financiación que necesitan a falta de más de un mes para finalizar la campaña.

Advertisement

Por supuesto, Earin no son perfectos. La autonomía en reproducción musical es de solo tres horas, y habrá que ver qué tal se comportan esas baterías con el paso del tiempo. También está por ver la calidad musical. Aún con esas dudas, Earin se ajusta perfectamente a la idea que muchos teníamos sobre como deben ser unos auriculares inalámbricos. Cuestan 170 dólares y comenzarán a llegar a los participantes en la campaña en enero de 2015. [Kickstarter vía Engadget]