Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Un estudiante se implanta un dispositivo Bluetooth para aprobar los exámenes. Sale mal

Que te vean copiando es duro, que además descubran el implante-chuleta no tiene vuelta atrás

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Un estudiante se implanta un dispositivo Bluetooth para aprobar los exámenes. Sale mal
Imagen: PXHere (Other)

Muchos estudiantes fuimos alguna vez a un examen con alguna pequeña “ayuda” para aprobar la prueba. Lo que en España llamamos comúnmente “chuletas” se ha ido profesionalizando con el paso del tiempo y la tecnología. Sin embargo, si te quieres “implantar” una, más vale que te salga bien.

Eso, más o menos, fue lo que ocurrió con un estudiante de medicina en India. El joven se presentó el pasado 21 de febrero, junto a otros 78 estudiantes, al examen final de MBBS (Licenciatura en Cirugía) en la Colegio Médica de Mahatma Gandhi en la India.

A diferencia del resto, para este joven el examen era la última oportunidad. Tras 11 años presentándose y suspendiendo, no tenía más opciones de pasar. Así que el estudiante tomó medidas desesperadas para un momento desesperado: conseguir un dispositivo Bluetooth implantado quirúrgicamente en su oreja. Según Hindustan Times:

El estudiante fue capturado por un miembro de un ‘escuadrón volador’: el nombre que se le da a los equipos de control que pueden moverse o actuar rápidamente. Vivek Sathe estaba pasando por el estudiante cuando encontró un teléfono móvil en un bolsillo oculto de sus pantalones. Al inspeccionarlo, se encontró que el dispositivo se encendía y se conectaba a un dispositivo Bluetooth.

Advertisement

Sin embargo, el profesorado no pudo dar con el dispositivo. Viendo que pasaba algo raro, apartaron al joven de la sala de la prueba y lo interrogaron en un despacho. Fue en ese momento cuando el estudiante admitió tener un micro-receptor de color piel implantado en su oído a través de una cirugía ENT.

Como explican en Hackaday, tener un dispositivo Bluetooth incrustado debajo de la piel no suena muy práctico (y bastante doloroso). De hecho, sugieren que probablemente no fuera un receptor Bluetooth, sino un audífono de conducción ósea unido a un hueso que vibra y transmite el sonido resultante a los receptores del oído interno a través del hueso. [Hindustan Times, OddityCentral]