Es uno de los elementos imprescindibles para la vida. Está en la atmósfera, en el agua, en las estrellas y en nuestro organismo, pero siempre en estado líquido, gaseoso o como plasma. Un equipo de físicos cree haber dado con la clave para un nuevo estado de la materia que hasta ahora solo era teórico: el hidrógeno metálico en estado sólido.

El hidrógeno es el más ligero de los elementos químicos (su átomo solo tiene un protón) y suele presentarse en una forma llamada hidrógeno molecular, un gas diatómico nombrado con la fórmula H2. También es el elemento más abundante en el universo. Se cree que constituye el 75% de la materia visible.

Advertisement

Hasta ahora sabemos que el hidrógeno se vuelve líquido a muy bajas temperaturas, y ello nos ha permitido usarlo, por ejemplo, como combustible para cohetes. También puede mostrarse como gas ionizado (plasma) si se somete a altísimas temperaturas como ocurre en las capas exteriores de las estrellas. Desde 1935 se ha teorizado con la posibilidad de que el hidrógeno pueda comportarse como un metal si se somete a condiciones extremas de presión sin que intervengan altas temperaturas.

Durante décadas, los ensayos para dar con este hidrógeno sólido han arrojado resultados poco concluyentes o no han logrado estabilizar el material . La suerte de los investigadores podría haber cambiado con un estudio recientemente publicado en la revista Nature. Un equipo internacional de físicos ha utilizado celdas de yunques de diamante para someter hidrógeno molecular a unas presiones tremendas de más de 325 gigapascales (3,21 millones de veces la presión ejercida por la atmósfera terrestre) pero solo unos 26 grados celsius.

Sponsored

El equipo ha hallado indicios de que, a estas presiones, los fuertes enlaces covalentes del hidrógeno se rompen, dejando libres los electrones y convirtiendo el elemento en un solido con propiedades metálicas.

¿Para qué tomarse tantas molestias en hacer que el hidrógeno se comporte como un sólido? La primera respuesta es que, en este estado, el hidrógeno podría revelarse como el ansiado superconductor que la ciencia lleva décadas buscando y que revolucionaría múltiples campos de la electrónica.

Su estudio también es útil para la física y, finalmente, nos ayudaría a entender el comportamiento de planetas jovianos como Júpiter. Se cree que las capas interiores de estos gigantes gaseosos están compuestas de grandes cantidades de hidrógeno en ese estado metálico. Aún quedan muchas pruebas por hacer, pero quizá esta vez sea la buena y el experimentos nos de más datos para dar con una forma e producir este elusivo supermaterial. [Nature vía Science Alert]

Imágenes: Representaciones artísticas de la compresión de hidrógeno mediante yunques de diamante.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)