Parte de los hermanos Weasley. Imagen: Warner Bros

Por increíble que parezca, Harry Potter aún conserva algunos secretos que solo los mayores seguidores de la saga conocen. ¿Te suena de algo Mafalda Weasley? J.K. Rowling habló de ella en el 2000 y su historia ha aparecido desde entonces en las comunidades de fans, pero la prensa no la había recogido hasta ahora.

Mafalda Weasley iba a ser la prima insoportable de Ron y Ginny. J.K. Rowling la concibió como un personaje importante en las primeras versiones de Harry Potter y el cáliz de fuego, el cuarto libro de la saga, pero la odiosa periodista Rita Skeeter acabó desempeñando su papel. Mafalda iba a pasar el verano en la casa de los Weasley y después entraría a Hogwarts en la casa Slytherin. La propia Rowling contó su historia en la web de Harry Potter, pero fue eliminada en un rediseño:

Mafalda era la hija del “primo segundo que es contable” mencionado en Harry Potter y la piedra filosofal. Este contable había sido muy grosero en el pasado con el señor y la señora Weasley, pero ahora él y su esposa (una muggle) habían producido inoportunamente a una bruja, así que pidieron ayuda a los Weasley para presentarla a la sociedad mágica antes de que comenzara el curso en Hogwarts. Los Weasley aceptaron cuidarla parte del verano, incluida la Copa Mundial de Quidditch, pero lo lamentaron casi de inmediato. La Sra. Weasley sospechaba que los padres de Mafalda simplemente querían deshacerse de ella durante un tiempo, porque resultó ser la niña más desagradable que había conocido.

Se suponía que Mafalda debía transmitir cierta información sobre los mortífagos a Harry, Ron y Hermione pues, como toda Slytherin entrometida que escucha conversaciones a escondidas, le gusta impresionar y no mantiene la boca cerrada. Desafortunadamente, por muy brillante que la hubiera hecho, había limitaciones obvias sobre lo que una niña de once años encerrada en la escuela podía descubrir, mientras que Rita Skeeter, quien posteriormente cumpliría la función de Mafalda, me resultaba mucho más flexible.

Lo mejor de Mafalda era que rivalizaba con Hermione. Para terror de esta última, Mafalda era muy talentosa y una auténtica presumida, así que Hermione se debatía entre sus críticas a todo lo que supusiera romper las reglas y su anhelo por entrar en la competición y derrotar a Mafalda.

Mafalda llegó a aparecer en los primeros borradores del libro. “Todo lo que pasa en el cuarto libro fue realmente difícil de escribir, con Harry haciéndose famosa y conmigo haciéndome famosa”, explicó Rowling en una ocasión. “Me di cuenta de que había un agujero argumental. Tenía mucho que escribir y en el proceso la prima Weasley tuvo que desaparecer”. Por supuesto, Mafalda sobrevive en las toneladas de fanfiction de Harry Potter que existe en Internet. [Bustle]