Una de las dudas sobre la próxima versión del sistema operativo es la influencia que ha tenido Jony Ive en la apariencia y aspecto general del sistema. La destitución de Scott Forstall como responsable de iOS supuso la separación de iOS entre varias divisiones. Ive es ahora responsable de la interfaz gráfica pero el software, sobre todo a estos niveles, es un producto complejo que muchas veces lleva meses, si no años, de trabajo. Cabía la posibilidad de que la influencia de Ive no se notara hasta versiones posteriores.

Según 9to5Mac, sin embargo, no será el caso. La versión que Apple presentará en la próxima conferencia de desarrolladores tendrá varios elementos diferentes en diseño y estilo, alejadas del diseño con texturas detalladas que trataban de imitar objetos reales -el llamado esqueomorfismo-, como una agenda o un mapa y que Forstall prefería.

Advertisement

El nuevo diseño será más plano, parecido al que usa Google en la última versión de Android o Microsoft en Windows 8, con menos texturas y una forma de presentar la información mucho más clara. Los pilares del sistema operativo seguirán siendo los mismos pero la apariencia será diferente, probablemente más en la línea de la última versión de la aplicación de Podcast. [9to5Mac]