El nuevo sistema de cifrado de extremo a extremo de WhatsApp garantiza que todos los mensajes están protegidos con un potente sistema de doble llave que ni la propia compañía puede vulnerar pero ¿Hay algo que no esté incluido en ese cifrado? La letra pequeña indica que sí.

La ventaja del nuevo sistema de cifrado es que solo el destinatario del mensaje puede leerlo porque es el único que tiene la llave privada necesaria para descifrarlo. Sin embargo, eso solo afecta al contenido de los mensajes. En LiveMint han leído toda la letra pequeña de las nuevas condiciones del servicio y en ella se lee lo siguiente:

Advertisement

WhatsApp podría conservar los registros de fecha y hora de los mensajes enviados con éxito, los números de teléfono asociados a dichos mensajes, así como cualquier otra información que WhatsApp sea obligada a recopilar.

En definitiva, que el hecho de que WhatsApp ahora sea cifrado probablemente garantice que un hacker con ciertos conocimientos no irrumpa en tus conversaciones en la red wifi del aeropuerto. También es posible que WhatsApp no pueda ofrecer el contenido de tus mensajes a otros porque el cifrado se lo impide.

Lo que no garantiza es un anonimato completo ni mucho menos. Tú número de teléfono, el de tus destinatarios y la fecha y hora de los mensajes se almacenan en los servidores de la compañía y están a disposición de requerimientos legales por parte de autoridades y agencias de información. La letra pequeña suaviza mucho la postura de Whatsapp en el reciente debate sobre privacidad suscitado por las peticiones de información del FBI a compañías como Apple. [vía LiveMint]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.