Imagen: Nintendo

Podemos tener largas discusiones filosófico-pedagógicas sobre el control parental en los videojuegos, pero el planeamiento de la Nintendo Switch me parece perfecto. Nintendo no habló sobre ello durante la presentación; sin embargo, nos dejó este corto en su web para explicarnos cómo funciona:

Junto con la Switch, Nintendo ha presentado una aplicación para móviles llamada Nintendo Switch Parental Controls. Con ella los padres pueden elegir los juegos disponibles para sus hijos, limitar el tiempo de juego para cada día de la semana y decidir qué pueden compartir en redes sociales.

Advertisement

Cuando se supera el límite de tiempo establecido por la aplicación, la consola no se apaga sino que lanza una alerta. El niño sabe que se ha agotado su tiempo, pero puede seguir jugando. Tanto el padre como el hijo verán a partir de entonces cuánto tiempo extra de juego ha transcurrido.

En la app hay una opción para suspender la consola al llegar a cierto punto, pero Nintendo la vende como “un último recurso”. Nintendo Switch Parental Controls está pensada para que el niño apague la consola por su cuenta cuando ha llegado al límite, y que su padre lo recompense por buen comportamiento, por ejemplo, con más horas de juego en fin de semana.

Advertisement

El padre también recibe informes mensuales sobre el tiempo de juego del niño y en qué juegos ha estado dedicándolo. Lo que decía: hay muchas formas de limitar el tiempo que pasa nuestro hijo delante de la pantalla, pero esta de Nintendo me parece bastante buena. [Nintendo]