Microsoft acaba de informar de una seria vulnerabilidad que afecta prácticamente a todas la versiones de Windows. La buena noticia es que tiene arreglo. La compañía también ha liberado una actualización urgente de seguridad. Aunque solo sea por si acaso, es muy recomendable que la instales.

El fallo de seguridad afecta a prácticamente todas las versiones de Windows, incluyendo Windows Server 2003, Windows Vista, Windows Server 2008, Windows 7, Windows 8/8.1, Windows Server 2012/2012 R2, y Windows RT/RT 8.1. Según la compañía, la mejor solución es instalar este parche. Puede obtenerse también desde la aplicación Windows Update.

En esencia, el fallo es similar a Heartbleed en cuanto a que permite ejecutar código de forma remota. En este caso mediante paquetes de datos modificados en la plataforma Secure Channel. Microsoft no tiene constancia de que la vulnerabilidad haya sido utilizada por terceros, pero más vale prevenir que reventar. [vía Microsoft]

Advertisement

Imagen de portada: HDW

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)