Ya podemos comenzar a despedirnos de Windows 8. Microsoft acaba de presentar oficialmente su reemplazo, y no se llama Windows 9, sino Windows 10. La compañía ha ofrecido un paseo todavía muy preliminar por su nuevo software, y algunas de sus características.

En Microsoft aseguran que Microsoft será un salto adelante en muchos sentidos. Para empezar, se trata de una plataforma de aplicaciones única para todos los dispositivos, con una tienda de aplicaciones común para todos ellos.

Advertisement

Al menos en este primer debut, Microsoft ha querido darle mucha importancia a la empresa. Las compañías serán las primeras en poder empezar a trabajar sobre una copia de este nuevo sistema operativo. También hay guiños al mercado empresarial en la tienda de aplicaciones que podrá ser personalizada por clientes empresariales.

Vuelta al escritorio clásico

Como ya adelantaban los rumores, Windows 10 vuelve al escritorio clásico en los equipos no táctiles. La barra inferior y el botón de inicio dan paso a un menú que combina una lista de aplicaciones y carpetas con un área para botones como los de la interfaz de Windows 8. La barra Charms ha desaparecido, y sus funciones han vuelto al menú de donde nunca debieron salir. Sin embargo, ahora hay más opciones de personalización. Se pueden agregar, o quitar baldosas del menú de inicio, o cambiar su tamaño. Es más, la forma y el tamaño del propio menú inicio dependerá del número y disposición de las aplicaciones que queramos que estén en él.

El menú de inicio también integra una nueva barra de búsquedas universal que incluye búsquedas en internet (suponemos que limitadas a Bing).

Otro detalle importante es que todas las aplicaciones se ejecutan en ventanas tipo Snap View como las de Windows 7. Windows 10 abandona completamente la ejecución de aplicaciones a pantalla completa de la que tantos se quejaron con las aplicaciones nativas de Windows 8.

Multitarea

Un nuevo botón en la barra de tareas llamado Taskview abre un sistema no muy diferente del de Exposé en OSX. Un carrusel inferior muestra todos los escritorios activos y sus aplicaciones abiertas. Incluso es posible seleccionar varias aplicaciones y pasarlas en grupo de un escritorio a otro mediante una función llamada Snapassist.

Advertisement

El retorno a las raíces de Windows 7 es tan profundo que Windows 10 incluso recupera la popular ventana de comandos, en la que ahora se pueden copiar y pegar directorios. Esta función no es algo de uso muy común, pero seguramente los programadores sepan apreciarla.

Sin olvidar lo táctil

En Microsoft reconocen que también hay muchos nuevos usuarios que piden sacarle el máximo partido a la experiencia de sus equipos táctiles. Por eso Windows 10 se ejecuta de manera diferente en los ordenadores o tabletas con soporte táctil. En estos equipos la barra Charms se mantiene en el lado derecho. Desde el izquierdo sale una nueva ventana de tareas con botones más grandes. El aspecto es similar, no obstante, a Windows 7, solo que mejorando la accesibilidad con los dedos.

El menú de inicio también cambia sensiblemente en el modo táctil. En lugar del que conocemos en Windows 8, en Windows 10 lo que tenemos es una versión ampliada del menú de inicio en la versión de escritorio, incluyendo la lista de aplicaciones. Lo bueno de este sistema es que las aplicaciones siguen más o menos en el lugar en el que las tenemos en cualquiera de los dos modos. Los equipos que cuenten con ambos métodos de entrada (ratón o touchpad y pantalla táctil) podrán alternar entre ambos modos en cualquier momento. En el caso de equipos convertibles, el mero hecho de conectar el teclado permite cambiar entre un modo u otro.

Disponibilidad

La primera versión de desarrollo de Windows 10, conocida como Technical preview build, estará disponible desde el día 1 de octubre mediante el programa Windows Insider para desarrolladores.

Advertisement

Microsoft dará más detalles sobre cómo avanza Windows 10 en una conferencia de desarrolladores que celebrará en abril. El lanzamiento de la versión final de Windows 10 está previsto para mediados de 2015, y su llegada a las tiendas para otoño de ese año.

En cuanto a los equipos compatibles, Microsoft asegura que Windows 10 podrá ejecutarse en cualquiera de los equipos que hoy son capaces de hacer funcionar Windows 8, sean basados en procesadores Intel, ARM o de otro tipo. De hecho, Windows 10 reemplazará también a Windows Phone. Aún es muy pronto para hablar de cómo será el paso en plataformas móviles y qué terminales serán compatibles. Os dejamos con Joe Belfiore haciendo la presentación oficial de Windows 10 en el canal de Windows en YouTube.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)