El avión de carga más grande del mundo es el Antonov An-225 Mriya, pero hasta este coloso único en el mundo puede quedar empequeñecido si Rusia lleva a buen puerto el programa PAK TA, uno de los proyectos aeronáuticos más locos, imposibles y bonitos que el país ha puesto en marcha.

Traducido muy libremente, PAK TA son las siglas de Avión Prometedor de Transporte Complejo (Promising Aviation Complex Transport Aircraft). Lo de "prometedor" ya da una idea de que ni la comisión del ministerio de defensa ruso encargada del programa tiene esperanzas de que el avión que planean vaya a surcar los cielos en un plazo corto. Por sus características, es posible que no lo haga nunca. El PAK TA es un auténtico monstruo del aire.

200 toneladas a 2.000 Km/h

Comencemos por su capacidad. La idea es diseñar un avión de fuselaje extra-ancho capaz de llevar entre 90 y 200 toneladas en un habitáculo de carga de siete metros de ancho y cuatro de altura. El actual récord absoluto de carga aérea en un único vuelo lo tiene precisamente el Antonov An-225, que transportó un generador eléctrico de 190 toneladas en 2009.

Advertisement

El PAK TA no solo es enorme. También quieren que sea absurdamente rápido (para tratarse de un avión de carga). Según RT News, la idea es que sea un avión de carga hipersónico capaz de alcanzar velocidades de hasta 2.000 km/h con una autonomía de 7.000 kilómetros.

Hay que matizar que cuando hablamos del An-225 (sobre estas líneas) en singular es porque solo existe uno de estos aviones en el mundo. Lo construyeron expresamente para llevar el transbordador ruso Buran, y no hicieron más porque era terriblemente caro de fabricar y no menos de mantener. Rusia no quiere un PAK TA. Quiere todo un escuadrón capaz de desplazar un contingente entero de 400 tanques Armata T-14 (un tanque aún experimental que pesa sobre 45 toneladas) en cualquier lugar del mundo en un plazo de 7 horas.

Advertisement

Según informa el diario ruso Expert, el ministerio de defensa quiere nada menos que 80 de estos monstruos voladores para 2024. Huelga decir que las imágenes que acompañan a este post no son más que un bonito concepto creado por el diseñador ruso Alexei Komarov. Aquí podéis ver un vídeo renderizado con el diseño de Komanov, que es una preciosidad.

Komanov es estudiante de la Universidad de Diseño Industrial Stroganov de Moscú, y su diseño resultó ganador en un concurso organizado por la aerolínea rusa Volga-Dnepr en agosto de 2014 para nuevas ideas de transporte aéreo. Aunque su Diplom es una maravilla futurista, es improbable que llegue a parecerse a lo que planean en el programa PAK-TA, o que siquiera sea realizable técnicamente.

Una flota envejecida

¿Por qué Rusia de repente tiene tanto interés en construir colosales aviones de transporte? La respuesta comienza en la desintegración de la Unión Soviética. Los aviones rusos comienzan a estar muy viejos. Según Business Insider, el país ha reservado un presupuesto de 130.000 millones de dólares para modernizar su flota en un programa que se extiende hasta 2020.

En el apartado de aviones de carga, a Rusia no le gusta depender de los Antonov, que son ucranianos. La base de la flota militar de carga rusa son Antonov entre las series An-26 y AN-124. En 2006, Rusia decidió no continuar con la idea de renovar su flota con los nuevos Antonov An-70 alegando que eran demasiado caros. Con las recientes tensiones entre Rusia y Ucrania, no parece probable que esta renovación con aviones ucranianos vaya a seguir adelante.

La respuesta rusa a estas necesidades de carga es el Ilyushin Il-476, una versión actualizada, más larga y con motores Aviadvigatel PS-90 del IL-76 (sobre estas líneas). Se calcula que hay unos 50 IL-476 en producción, pero son aviones capaces de llevar entre 52 y 57 toneladas, y no son suficientes para todas las necesidades logísticas del ejército ruso.

Advertisement

La respuesta a esas necesidades es el Programa PAK TA. El ministerio de defensa lo inició en 2013, y ahora mismo hay varias compañías aeronáuticas como Aviation Complex o la propia Ilyushin implicadas en su desarrollo. Según Global Security se están probando diversos diseños e ideas en túneles de viento como los del Instituto Central de Aerodinámica de Zhukovsky, pero aún tendrán que pasar entre 10 y 15 años para que lleguemos a ver uno de estos increíbles aviones en funcionamiento. Eso si llegamos a verlos. Esperemos que sí, porque serían unos pájaros magníficos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)