Por mucha gracia que te haga esta foto de un husky rapado, cortar el pelo de tu perro al cero es una idea terrible. Sí, el verano aprieta y se avecinan las primeras olas de calor, pero rapar a tu mascota puede producir el efecto contrario al que estás buscando: en realidad, el pelo lo protege del sol.

Como explica IndiDogs, cada raza de perro tiene unas necesidades específicas propias de su pelaje que debemos respetar. La función del pelo es la de proteger la piel, ya sea de la lluvia, del frío, del calor, de las picaduras e infecciones o de las abrasiones mecánicas y químicas (arañazos, raspones, desgarros, contactos con productos tóxicos...). La piel desnuda estaría más expuesta, por ejemplo, a la radiación ultravioleta.

Pero la cosa se complica. La mayoría de los perros tienen folículos pilosos compuestos; es decir, en cada folículo cuentan con un pelo primario y varios pelos secundarios llamados “subpelos”. El pelo primario es el que da belleza al animal. También sirve como filtro para los rayos del sol y regulador de la temperatura al erizarse y “esponjarse”.

Advertisement

El subpelo también protege al animal del frío y de los golpes de calor, ya que crece y se cae según la temperatura y la luz (es el pelo que más muda). El problema es que el subpelo crece más rápido que el pelo primario, de manera que si lo rapas demasiadas veces acabará sobresaliendo. Un perro con exceso de subpelo pasará más calor que un perro con pelaje equilibrado.

Por todo esto, rapar nunca es una buena idea. Lo dejan claro en Groomies:

Ir a la peluquería a pedir que nos rapen al perro porque “suelta mucho pelo” o “pasa mucho calor” es un error terrible y un insulto para cualquier buen peluquero canino o una excusa desfasada que ya no cuela para justificar nuestro poco interés en cuidar correctamente a nuestras mascotas.

Un perro no pasa menos calor si lo rapamos, lo único que conseguiremos es dejarlo sin protección. Lo que sí podemos y debemos hacer es solicitar un deslanado para eliminar todo el subpelo excedente, esta es una excelente práctica que no solo ayuda al perro a regular su temperatura y no pasar ni frío ni calor, sino que evitará en gran medida el exceso de pelos en casa. Estos deslanados no son exclusivos de perros con abundante subpelo, son también muy útiles en perros de pelo corto y algunas razas de pelo semi largo.

Un perro correctamente deslanado y sin nudos pasará el mismo calor que pasamos nosotros: perfectamente normal y tolerable.

“Es mejor no rapar”, coincide la veterinaria Beatriz Villanueva. “Se puede cortar más corto, pero es mejor evitar el rapado”. ¿Qué puedes hacer por tu perro para que no pase calor ni se le formen nudos en el pelo? “Los perros se benefician sobre todo de dos cosas”, responde Villanueva. “El deslanado, que quita los pelos muertos y ayuda a refrescar, a que pierda menos pelo en casa y a que tenga el pelaje y la piel más sana. Y los baños y cuidados regulares con los productos adecuados. Cada raza tiene un tipo de pelaje y mantenimiento diferente”, añade.

Advertisement

Al final, lo mejor es que consultes siempre con una peluquería canina de confianza que te sepa orientar sobre qué tipo de pelo tiene tu perro, qué cuidados necesita y cuáles son las técnicas que puedes usar para peinarlo. Ten en cuenta que ese ratito de peinado diario no solo ayudará a que tenga un pelo más saludable, también mejorará la relación que tiene contigo.

[Groomies, IndiDogs vía Dante Mancini]