Tanto Microsoft como Sony han presentado las nuevas versiones de sus consolas PlayStation 4 y Xbox One, pero no han dado un salto generacional. La PS4 Pro y las Xbox One S y Scorpio son nuevos miembros de la misma familia. Esto no es una mala noticia para los usuarios de las versiones actuales, tanto drama es innecesario.

Lo clave en este caso se basa en una sola palabra: alternativas. Entiendo que hay muchísimos usuarios de consolas que hoy en día están preocupadas el futuro de la plataforma. Quien haya gastado en su momento 300 o 400 dólares por una consola no recibirá con buenas noticias que exista una nueva versión con “más potencial” que la suya. Se siente como que quedas desfasado y obsoleto en un mercado al que apenas acabas de entrar.

Advertisement

Advertisement

No obstante lo que estas compañías quieren hacer es prolongar la vida de esta generación dando un hardware mejorado a las mismas consolas de siempre, sin que esto afecte a las docenas de millones de usuarios que hoy en día tienen una PS4 o una Xbox One en el salón de sus hogares.

Son más alternativas, no un reemplazo a tu consola.

En anteriores generaciones los fabricantes han dado versiones más pequeñas de sus consolas a medio camino de la generación (PSOne, PS2 Slim, PS3 Slim, Xbox 360, etc). Estos son modelos que reemplazan a las versiones actuales pero solamente cambian en su aspecto, muy poco en cuanto a hardware.

Con PS4 Pro y en un futuro Xbox One Scorpio lo que quieren es dar alternativas con más potencial para los usuarios que quieran aprovecharlo. No es un salto generacional, no obligan a nadie a cambiar de consola y, más importante, todas las versiones de PS4 y Xbox One tendrán soporte a todos los juegos de esta generación.

Sponsored

La diferencia estará en que si tienes una PS4 Pro o Xbox Scorpio podrás ver los juegos a 4K, y aprovecharás al máximo la realidad virtual. De lo contrario, ese Uncharted, God of War, Halo o Mass Effect que jugará el que tenga la nueva consola, será el mismo que jugarás tu, quien tiene la vieja consola.

En el caso de PlayStation 4, todas las versiones recibirán la capacidad de HDR mediante una actualización; una razón menos por la que preocuparse.

Así que tanto drama es innecesario. Ni Sony ni Microsoft quieren obligar a nadie a actualizar, ni mucho menos deja las consolas actuales obsoletas. Sencillamente esto dará una nueva alternativa al que quiera comprar una consola, y si por casualidad deseas vender tu consola y comprar uno de los modelos nuevos es algo que habrás decidido porque quieres aprovechar sus nuevas características, no porque la plataforma te obligue a ello.

Advertisement

Advertisement

¿Quieres una gran consola con capacidades multimedias y soporte a todos los juegos en el mercado? Compra una PS4 o una Xbox One. ¿Quieres lo mismo, pero con mayor poder gráfico, soporte a 4K (y en el caso de Xbox One soporte a realidad virtual)? Compra una PS4 Pro o una Xbox Scorpio cuando esté a la venta; eso sí, tendrás que pagar un poco más.

Bajemos las antorchas virtuales y sencillamente celebremos los videojuegos, que esta se está convirtiendo en una de las mejores generaciones de la historia.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.