Conducir un auto para muchos es un arte, pero hay quienes lo llevan al extremo. Alastair Moffatt es una de esas personas. El conductor experto que vive de hacer piruetas impresionantes al volante, acaba de superar el récord mundial de estacionarse en paralelo y en reversa. Es una locura.

Advertisement

Moffatt el año pasado se hizo con el Récord Guinness de estacionarse en paralelo, pero ahora se ha superado a sí mismo estacionándose en paralelo mientras conducía en reversa, aplicando un cruce en “J” acompañado de más piruetas y ayudándose con el freno de mano o estacionamiento.

El resultado es impresionante. Ha logrado estacionar un Mini Cooper clásico entre dos más con apenas 34 centímetros de sobra. El vídeo habla por sí solo, es algo que nunca podremos hacer.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)