Imagen: Xinhua News Agency

Si tenías tus dudas sobre el autobús que viaja por encima de los coches, deberías dedicarte a la asesoría de inversiones. Las autoridades chinas han suspendido las obras de la fábrica y las pruebas del prototipo ante los temores sobre la viabilidad del proyecto —y la posibilidad de que todo sea un fraude.

El TEB (de “Transit Elevated Bus”) es un autobús de 22 metros de largo y 5 de alto que deja espacio a nivel del suelo para que el tráfico pase por debajo, como si fuera un túnel en movimiento. La semana pasada comenzó a probarse sobre un trayecto de 300 metros en la ciudad de Qinhuangdao, al este de Pekín. Se anunció que podría ponerse en funcionamiento en tan solo un año.

Advertisement

A día de hoy, este es el aspecto de la fábrica de Zhoukou (centro de China) donde planean construir toda la flota de autobuses de cara a 2017:

Según informa EFE, las obras de la fábrica fueron pospuestas porque “el informe de impacto ambiental no ha sido aprobado aún”, pese a que se había celebrado una ceremonia de inauguración de las obras en julio.

Sponsored

La decisión llega después de que parte de la prensa estatal china cambiara por completo el tono sobre el proyecto. El TEB pasó de percibirse como una alternativa barata e ingeniosa a las redes de metro a ser un posible fraude para sacar dinero de los inversores. El periódico Global Times advierte:

“...además, el jefe de arquitectos del TEB Song Youzhou sólo posee un nivel de educación de escuela primaria...”

“...la compañía ha atraído los depósitos de los inversores prometiendo devolver altas tasas de interés, pero el dinero encadena un gran riesgo...”

“...no te creas a ciegas lo que ves en los principales medios de comunicación, demasiado crédulos con el TEB, las personas ordinarias no deben invertir en este proyecto...”

El aspecto del prototipo en sí no es mucho más alentador. Car News China publicó unos primeros planos del TEB-1, los raíles por los que circula y la plataforma elevada por la que subirán los pasajeros. El modelo experimental de Qinhuangdao no es capaz de girar y sólo avanza en línea recta; y su estado actual, días después de su debut, produce, digamos, cierta desconfianza:

Nótese el aire acondicionado doméstico a un lado del autobús. Imagen: Car News China

Para colmo, publica Shangaiist, la “prueba” de la semana pasada se llevó a cabo sin autorización del gobierno de la ciudad. El máximo órgano de planificación económica de Qinghuangdao negó cualquier asociación o conocimiento sobre el proyecto, y la empresa responsable del autobús, la pequinesa Huaying Group, salió a aclarar que no había sido una “prueba de carretera” sino parte de las “pruebas internas” de la compañía.

Todas las pruebas han quedado suspendidas. Esta cinta, que marca la inauguración del TEB-1, sigue sin cortar. [Jalopnik, Shangaiist, EFE]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.