Seguramente ya habréis visto el tráiler del Episodio VII de Star Wars. En apenas un minuto, J.J. Abrams nos bombardea con una rápida secuencia de escenas con un denominador común: algo muy gordo está pasando en la fuerza. ¿De qué se trata? a continuación analizamos esta primera dosis de El despertar de la fuerza, escena por escena.

Sondas imperiales en Tatooine

Comenzamos en Tatooine, con un atribulado John Boyega vestido con el nuevo uniforme de soldado imperial, y levantándose de la arena. No conocemos el papel de Boyega en la película, pero sabemos que los soldados imperiales suelen ser clones.

Tiene todo el aspecto de que el personaje repite ese viejo truco de hacerse pasar por soldado imperial para escapar. De fondo, por cierto, podemos escuchar el sonido característico de un Probot o sonda imperial clase Viper como la que le pone las cosas difíciles a Luke en Hoth (Episodio V). Más te vale correr o tener a mano un blaster, John.

El legado de Anakin

Seguimos en Tatooine, esta vez con un pequeño robot que parece una versión de los droides astromecánicos tipo R2 o R4, pero con cuerpo esférico. Se especula con la posibilidad de que sea una versión avanzada de estos droides capaz de transformarse hasta cierto punto. Al fin y al cabo, en el Episodio II Lucas ya le otorgó a R2 la inusitada capacidad de revolotear con unos pequeños impulsores.

Advertisement

Advertisement

Al fondo, se aprecia algo que parece el motor de una nave o incluso los restos de una vaina como las que se pilotan en las carreras a las que era aficionado Anakin de pequeño. El lugar, de hecho, recuerda mucho al patio de chatarra de Watto. Al fondo se aprecia una nave sin identificar.

Nuevos soldados ¿imperiales?

La segunda Estrella de la Muerte puede haber sido destruida, pero está claro que, incluso sin el emperador, hay alguien que sigue al mando de las tropas imperiales. Sus armaduras, de hecho, son más avanzadas que las que aparecen en el episodio VI. Su diseño ya lo vimos en un boceto filtrado durante el rodaje que ha resultado ser bastante acertado.

La pregunta aquí es ¿realmente son soldados imperiales? Es lógico pensar que la república haya sido restaurada tras la caída del emperador, y que haya tomado el control del ejército. Al fin y al cabo ya lo hizo durante las guerras clon. Eso encaja también con el hecho de que el personaje de John Boyega sea un soldado a sueldo de la república, la nueva generación que sustituye a los clones de Jango Fett.

Advertisement

Advertisement

La escena nos muestra algunos detalles de los nuevos rifles de asalto de los soldados. Cuando se abre la compuerta, el polvo y una sombra fugaz que parece un evaporador de agua sugiere que la acción sigue estando en Taatooine.

¿La hija de Leia?

La actriz británica Daisy Ridley sube apresuradamente a un transporte personal con una estética que recuerda un poco al Landspeeder X-34 de Luke en el episodio IV. La escena se desarrolla en Tatooine, pero parece ser una mezcla de dos secuencias distintas. En la primera, el personaje tiene una especie de arma sujeta al vehículo. Probablemente se trata de una lanza de luz. No es la primera vez que salen en la saga. En el siguiente plano más general, el arma ha desaparecido.

En cuanto al papel de Ridley, es probable que se trate de la hija de Han Solo y Leia Organa. La duda es que el personaje de Jaina Solo fue creado por el escritor Timothy Zahn en la novela La Última Orden, que forma parte del universo expandido de Star Wars. En otras palabras, Jaina no es oficial a menos que Abrams y Kasdan hayan decidido lo contrario.

Nuevos pilotos

Esta corta secuencia muestra al actor Oscar Isaac pilotando una nave, probablemente un X-Wing, pero no es seguro. El papel de Isaac en la película se amplió después del accidente de Harrison Ford, así que es probable que el actor de Guatemala se beneficie de un cierto protagonismo.

Conflicto en ¿Kashyyyk?

En esta escena vemos tres de los nuevos X-Wing volando en perfecta formación sobre un lago. Suponemos que se trata de versiones mejoradas de los X-Wing, cuyos parientes más modernos ya conocemos por un vídeo del propio Abrams.

La duda es ¿Sobre qué lago están volando? Por el paisaje podría ser Kashyyyk, el planeta natal de los wookies, que ya es escenario de la guerra entre el imperio y los rebeldes en el Episodio III. Dagobah, que sepamos, es demasiado pantanoso, aunque también podría ser Naboo.

Un nuevo sith

No hay una película de Star Wars que se precie sin una némesis a la que amar y odiar. La escena nos muestra a un elegante y estilizado guerrero vestido de negro y con el tradicional sable de luz rojo tan de moda en el lado oscuro. El entorno nevado no parece coincidir con ningún planeta conocido.

Aun sin saber el nombre de este nuevo sith (todo indica que lo interpreta el actor Adam Driver), ya podemos asegurar que probablemente no sea el único. El lore de Star Wars dicta que los guerreros tenebrosos siempre van por parejas: discípulo y maestro. El personaje parece joven lo que podría indicar que hay un maestro que aún no hemos visto (¿La voz siniestra que narra el tráiler?). Lo que está claro es que la saga sigue apostando por los sables de luz exóticos. Este, en concreto, que recuerda a un claymore, promete ser el nuevo juguete favorito de más de un niño de 30 años.

Advertisement

Advertisement

Llama la atención, por cierto, el nuevo estilo visual que le han dado al haz de luz. Es menos uniforme y liso, y casi recuerda a un arma de plasma más que a los sables de luz a los que estamos acostumbrados. Tampoco está claro si es una simple renovación estética, o una particularidad del personaje.

El Halcón Milenario estrena antena

Cerramos el tráiler volviendo a Tatooine y con la aparición estelar del viejo y querido Halcón Milenario. La nave parece más estilizada, pero los expertos en mecánica galáctica aseguran que su superficie es la misma que la del original. Lo que sí ha cambiado es la tradicional antena con forma de disco de la nave, sustituida por una pieza rectangular con un perfil más bajo.

Advertisement

Tras un breve encontronazo con dos Tie-fighters, el halcón se pierde en las alturas y salta el rótulo del film. Esperar un año va a ser muy duro. Que la fuerza nos acompañe a todos. La vamos a necesitar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)