Las farolas que iluminan nuestras ciudades por la noche suponen un gasto de miles de millones en mantenimiento y electricidad pero ¿Y si pudiéramos plantar árboles que emitan luz por la noche?. Un grupo de científicos chinos han descubierto accidentalmente una nanopartícula que hace que las hojas de los árboles brillen con luz propia en la oscuridad.

El hallazgo ha sido avalado por la Real Sociedad de Química Europea, y ha salido publicado en la revista Journal of Nanoscale Science and Technology. El doctor Yen-Hsun Wu, participante en el proyecto, explica que él y sus colegas trataban encontrar una alternativa más barata y no tóxica al polvo de fósforo que se utiliza en las bombillas LED modernas.

Advertisement

Investigando sobre las posibilidades de las nanopartículas de oro, los investigadores descubrieron que estas nanopartículas hacen que la clorofila de las plantas emita un brillo rojizo en la oscuridad (o azul violáceo si se las somete a luz ultravioleta).

El método ha sido probado en una planta acuática llamada Hisopo de agua (Bacopa Caroliniana) y sus descubridores creen que podría utilizarse para hacer que las hojas de los árboles emitan la suficiente luz como para no necesitar iluminación artificial por la noche. el procedimiento es inocuo para las plantas, y el ahorro de energía que permitiría sería brutal. Con todo, aún hay que refinar el hallazgo antes de dar con un método de aplicación sencillo y viable. [Inhabitat]

Foto: Árboles fotografiados bajo el espectro infrarrojo (con lo que parecen brillar en la oscuridad) Sippakorn / Shutterstock