A la izquierda, una imagen de superficie tomada 3.528 días después de que el robot Opportunity llegara a Marte. A la derecha, una foto del mismo lugar 12 días después. ¿Notáis la diferencia? Efectivamente, hay una roca nueva que antes no estaba ahí, y los científicos de la NASA están encantados con la noticia.

Comencemos dejando a un lado la teoría de marcianos lanzando pedradas al Opportunity Rover. La hipótesis más plausible de por qué ha aparecido esa piedra del tamaño de un dónut ahí es que ha sido el propio robot de la NASA el que la ha proyectado por casualidad al dar un giro a pocos metros de esa posición.

Advertisement

El jefe del proyecto Mars Opportunity Rover, Steve Squyres, ha explicado que la roca, de hecho, es un golpe de suerte, porque al darle la vuelta accidentalmente, el robot ha expuesto una parte que no había tocado la atmósfera de Marte en probablemente varios miles de años. Opportunity nunca había hecho tanto honor a su nombre. [Discovery News]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)