Se sabe que los antiguos babilonios eran unos astrónomos y matemáticos experimentados, pero no teníamos ni idea de hasta que punto. La traducción de una de las tablillas de arcilla que empleaban para escribir acaba de adelantar sus conocimientos sobre cálculo astronómico 1.400 años.

La tablilla forma parte de un hallazgo de miles de documentos en escritura cuneiforme excavados en Irak y que se conservan en el museo británico desde 1881. Hay tantas tablillas y están tan fragmentadas que llevamos décadas estudiándolas y siguen arrojando sorpresas, pero pocas tan monumentales como esta.

Advertisement

Hasta ahora se conocían 340 tablillas que son, en esencia, una tabla astronómica con la posición de la luna y los planetas del sistema solar. Otras 110 tablillas son instrucciones para calcular la posición de estos astros. Los cuatro fragmentos de este último descubrimiento describen con detalle un procedimiento para calcular el desplazamiento de Júpiter a través de un plano eclíptico (la distancia que recorre el sol a lo largo de un año). La técnica se conoce como procedimiento trapezoidal.

Uno de los fragmentos que detalla el procedimiento para calcular el desplazamiento de Júpiter en un plano eclíptico como el área bajo una curva que relaciona tiempo y velocidad. Mathieu Ossendrijver

Sponsored

Si suena complicado es porque lo es, y mucho. Hasta ahora creíamos que el ser humano no había descubrimiento ese procedimiento de cálculo astronómico hasta bien entrado el siglo XIV, en la edad media. La tablilla demuestra que los astrónomos del imperio babilónico lo conocían 1.400 años antes. El astroarqueólogo Matthieu Ossendrijver, de la Universidad Humboldt, en Berlín, y autor del descubrimiento lo describe así:

En 1350, os matemáticos comprendieron que si calculas el área bajo esta curva, obtienes la distancia recorrida. Se trata de un concepto bastante abstracto que relaciona tiempo y movimiento. Lo que demuestran estos textos es que ese conocimiento apareció mucho antes en Babilonia.

Es muy improbable que el procedimiento haya logrado sobrevivir a la desaparición del imperio babilónico. Más bien creo que los europeos sencillamente lo desarrollaron por su cuenta. El procedimiento trapezoidal no parece muy común en la cultura babilónica y esta desapareció alrededor del año 100 antes de Cristo. ¿Quien sabe qué más hay oculto en las miles de tablillas repartidas por museos del mundo. Esas tablillas forman parte de la historia de la ciencia. Espero que el descubrimiento siva para dar a conocer el valor de conservar ese patrimonio.

El dios babilonio Marduk, asociado a la astronomía en la cultura babilónica. Foto: Wikimedia Commons

El estudio en detalle de Júpiter no es algo nuevo en el imperio babilónico. Los astrónomos de aquella cultura eran también sacerdotes y Júpiter representaba a uno de sus dioses más venerados: Marduk. [vía Science]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)