Captura de pantalla: Antony Kennedy (YouTube)

El propietario (más bien habría que decir ex-propietario) de un Tesla Model S ha compartido en YouTube un interesante vídeo grabado con la cámara de seguridad de su hogar en el Reino Unido. Graba el momento exacto en el que dos ladrones le roban el auto, y lo peor del asunto es que lo podría haber evitado.

El vídeo muestra como uno de los ladrones se sitúa con el móvil pegado a la puerta mientras el otro recorre el exterior de la vivienda en busca de la señal que emite el mando que sirve para abrir el vehículo por proximidad. En menos de un minuto, el tablet caza la señal de la llave, la amplifica y la envía al móvil para abrir la puerta.

Es irónico que los ladrones tardan más en soltar el cable de carga (está asegurado mediante un botón) que en abrir el automóvil.

El propietario del Model S explica que parte de la culpa del robo es suya por no haber tomado las adecuadas medidas de seguridad. Los Tesla disponen de un sistema denominado PIN to Drive que obliga a introducir un código numérico para encender el motor. Solo eso ya hubiera sido suficiente como para disuadir a los ladrones.

Advertisement

También es buena idea desactivar el sistema pasivo de apertura y, como medida adicional, mantener el mando en un lugar que actúe como jaula de Faraday y evite que la señal pueda ser captada desde el exterior. [vía Engadget]