Foto: Ron Case (Getty Images)

Te levantas a toda prisa y, de repente, se desata el infierno. Mientras te afeitabas te has hecho un peque√Īo corte. No es grave, pero la herida no para de sangrar. De pronto tienes que elegir entre ir al trabajo con un trozo de papel higi√©nico pegado a la cara o llegar a la oficina como Carrie.

Si necesitas una solución rápida al problemas que no pase por vendarte la cara o ponerte una tirita, aquí te dejamos cinco consejos para detener la hemorragia producida por la maquinilla de afeitar.

Usa un lápiz estíptico

No te culparemos si no sabes lo que es este ignoto art√≠culo de higiene masculina. Un lapiz est√≠ptico es una peque√Īa barrita que se aplica en las heridas para parar la hemorragia. Suele estar hecha de sulfato de aluminio (una sustancia astringente que ayuda a impedir el sangrado al contraer los tejidos de la zona) y alcohol para desinfectar la herida. Tiene el aspecto de una barra de b√°lsamo labial y para usarlo solo hay que presionarlo contra la herida unos segundos y aguantar el escozor.

Pon un poco de b√°lsamo labial en la herida

Si no tienes un l√°piz est√≠ptico a mano pon un poco de b√°lsamo labial sobre el corte (la vaselina tambi√©n funciona bien). Esto ayuda a sellar el sangrado, pero la sangre a√ļn ser√° visible en el punto de corte. No te olvides limpiar la herida con suavidad al cabo de un rato para eliminar esta marca.

Advertisement

Foto: John Pratt (Getty Images)

Usa una piedra de alumbre

Una piedra de alumbre es una pieza cl√°sica del afeitado masculino tradicional. A menudo se vende con forma de pastilla de jab√≥n, pero en realidad tiene el tacto y peso de un bloque de piedra pulida de color blanquecino o blanco transl√ļcido. En realidad es un bloque de sulfato de aluminio y potasio, el mismo ingrediente del l√°piz est√≠ptico. Actua como astringente contrayendo los vasos sangu√≠neos y evitando el sangrado el tiempo suficiente como para que cierre la herida. Para usarlo basta mojar la piedra y pas√°rtela por la cara. Es muy recomendable si luces barba porque adem√°s suaviza la irritaci√≥n tras el afeitado.

Advertisement

Usa desodorante

Si est√°s muy desesperado y no tienes nada m√°s a mano, mira la eqtiqueta de desodorante. Si tienes suerte tendr√° alguna forma de alumbre o clorhidrato de aluminio, que son agentes astringentes. Usa el dedo limpio para aplicarte algo del dessodorante y comprueba su magia.

Ponte un poco de colirio

Los colirios para aliviar la irritación ocular suelen estar compuestos de agentes pensados para contraer los vasos sanguíneos y devolver el aspecto blanco a un ojo enrojecido. Ese mismo efecto es aplicable a la herida. El problema es que no es tan rápido como los remedios anteriores. Aplícate un poco de colirio en un bastoncillo de algodón y déjalo actuar unos instantes. Después, sella la herida con bálsamo labial para un efecto más rápido.