Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

A esta mujer le salió un bulto en la axila tras dar a luz, y entonces comenzó a lactar

Tras varias exploraciones los investigadores le diagnosticaron a la paciente polimastia

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado A esta mujer le salió un bulto en la axila tras dar a luz, y entonces comenzó a lactar
Imagen: The New England Journal of Medicine

La historia tuvo lugar en Portugal, tal y como explica el informe del caso publicado el 29 de julio en The New England Journal of Medicine. Una mujer de 26 años acude al médico para explicar que había desarrollado dolores en la axila dos días después de dar a luz. Unos días más tarde, la mujer comenzó a lactar por la zona.

Según describieron los autores del Hospital de Santa María en Lisboa en el informe:

Cuando examinamos el área, encontramos una masa redonda en su axila. Sorprendentemente, la masa liberó una secreción blanca cuando se presionó.

Advertisement

Tras varias exploraciones, los investigadores le diagnosticaron a la paciente polimastia, o la presencia de tejido mamario extra en el cuerpo. Al parecer, hasta un 6% de las mujeres nacen con dicho tejido mamario “accesorio”, tal y como reflejado en un artículo de Mayo Clinic Proceedings.

Imagen para el artículo titulado A esta mujer le salió un bulto en la axila tras dar a luz, y entonces comenzó a lactar
Imagen: The New England Journal of Medicine
Advertisement

Además, en algunos casos este tejido mamario adicional incluye un pezón o areola (el área pigmentada que rodea el pezón), aunque en otros, el tejido mamario solo está presente, sin pezones ni areola. Una afección que se da durante el desarrollo fetal, cuando las células precursoras de las glándulas mamarias se forman a lo largo de la “cresta mamaria” o “línea de la leche” que va desde la axila hasta la ingle a ambos lados del cuerpo.

Según explican:

Por lo general, estas crestas desaparecen en todas partes excepto en la mama. Pero cuando esto no sucede, el cuerpo queda con tejido mamario residual. La ubicación más común para el tejido mamario accesorio es la axila (también llamada “axila”). 

Advertisement

Cuenta un documento médico de 1999 que si el tejido mamario accesorio no tiene pezón o areola, es posible que las personas no se den cuenta de que tienen tejido mamario adicional hasta que quedan embarazadas o comienzan a amamantar. De hecho, algunas mujeres incluso pueden extraer leche materna de este tejido mamario “extra”, como en el caso de la mujer de Portugal. [The New England Journal of Medicine via LiveScience]