Alemania acaba de tomar la delantera en la carrera que muchos países mantienen por desarrollar el primer reactor de fusión viable para la producción de energía a gran escala. Su apuesta se llama Wendelstein 7-X, y es un reactor del tipo Stellarator que acaba de crear su primera nube de plasma de hidrógeno durante una fracción de segundo.

Advertisement

Aunque haya sido un ef√≠mero destello, es un paso importante. El Wendelstein 7-X es el m√°s grande de los Stellarator. Bajo este nombre encontramos toda una categor√≠a de reactores de fusi√≥n que adoptan una forma toroidal (de donut) pero con sus paredes retorcidas. Seg√ļn sus dise√Īadores, la cavidad interior retorcida permite dirigir el plasma hipercalentado en un flujo constante y estable.

El Wendelstein 7-X, durante su construcción. Foto: Instituto Max Plank de Física del Plasma

Advertisement

El Instituto Max Plank de F√≠sica del Plasma ha apostado por ese dise√Īo para su Wendelstein 7-X, pero dista mucho de ser el √ļnico. El tipo de reactor de fusi√≥n m√°s extendido es el Tokamak, de forma completamente toroidal. Su representante m√°s grande est√° siendo construido en una instalaci√≥n internacional sobre suelo franc√©s conocida como ITER. Otras compa√Ī√≠as como la californiana Tri-Alpha tratan de tomar la delantera en la carrera por la fusi√≥n nuclear con dise√Īos lineales

Ignición del plasma en el Wendelstein 7-X. Foto: Instituto Max Plank de Física del Plasma

Advertisement

Tengan la forma que tengan, todos los reactores de fusi√≥n son, por el momento, experimentales. Si hay tanto inter√©s en este tipo de reactor nuclear es porque su funcionamiento emula al del sol, en teor√≠a permitir√≠a generar mucha m√°s electricidad y no produce residuos radioactivos como los actuales reactores. El mayor problema es que a√ļn no se ha podido poner en marcha un modelo que sea rentable a nivel comercial, ya que todos ellos necesitan se grandes cantidades de energ√≠a para funcionar.

En este primer experimento en el que se da por encendido oficialmente el reactor (el reactor se inici√≥ con una peque√Īa cantidad de helio el pasado 10 de diciembre), un pulso de microondas de dos megavatios calent√≥ una nube de hidr√≥geno hasta convertirla en plasma a 44 millones de grados celsius.

Advertisement

Antes de que el Wendelstein 7-X se encienda de forma estable y definitiva hay que realizar multitud de comprobaciones de seguridad. Al fin y al cabo, la temperatura del interior del reactor alcanzará los 100 millones de grados celsius. Si lo logran merecerá la pena. La fusión nuclear está considerada la energía limpia definitiva. [Instituto Max Plank de Física del Plasma vía MIT Technology Review]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)