Después de Apple Pay y de Samsung Pay, Google ha presentado su propia apuesta de pagos en el móvil. Se llamará Android Pay y es, en esencia, prácticamente lo mismo que habíamos visto hasta ahora pero funcionando de manera global en Android: NFC, huellas dactilares... lo habitual.

Android Pay no va a sustituir por completo a Google Wallet, pero este último quedará relegado a pagos que queden fuera de Android para Google Play. El resto caerá en Android Pay. El resto es muy similar, utilizando NFC para pagar con un toque y soporte de huellas dactilares para verificar la autoridad de la persona que realiza la compra.

Android Pay llega con un racimo de acuerdos con diferentes compañías. Google no ha explicado, eso sí, como interferirá Android Pay con las apuestas individuales de algunas compañías como Samsung. ¿Coexistirán ambas plataformas, Samsung Pay y Android Pay en el mismo teléfono? ¿Tendrá que elegir el usuario entre una de ellas? De momento no está muy claro.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)