Ayer Apple presentó resultados, te lo contamos todo por aquí. Pero lo más interesante fueron las declaraciones del jefe de la compañía, Tim Cook, en la llamada con analistas. Le preguntaron si veríamos un iPhone de pantalla gigante, como los Samsung Galaxy, de 5 pulgadas o más. Su respuesta: de momento, no. ¿Por qué?

La principal razón que alegó Cook es que fabricar un iPhone de pantalla más grande supone empeorar otros factores. No puedes tener todo. Si lanzas un smartphone de gran pantalla, dijo, tienes que hacer "concesiones en resolución, calidad de color, brillo, reflejos, duración, consumo de energía, portabilidad, compatibilidad con aplicaciones, y muchas cosas más", explicó.

Cook no descartó de lleno la posibilidad, simplemente dijo que "mientras existan estos tradeoffs [estas concesiones], no fabricaremos un iPhone de pantalla mayor". Curiosamente, entre todos los factores, Cook no mencionó el de ser capaz de manejar el teléfono con una sola mano, que es el que la compañía venía alegando como el principal durante todo este tiempo.

Es decir, si esperabas ver un iPhone de mayor pantalla, no lo tendrás desde luego este año y no parece que tampoco el siguiente. Y si estás contento con el tamaño actual del iPhone, buenas noticias.

Por cierto, Cook dejó escapar también que Apple trabaja en "nuevas y excitantes categorías de producto", dijo. "Nuestros equipos están trabajando en nuevo hardware, software y servicios que tenemos muchas ganas de anunciar en otoño y en 2014". ¿iWatch? Ya queda menos.

Foto: AP