Foto: Tesla

Elon Musk prometió que su nuevo camión eléctrico nos asombraría y lo cierto es que ha cumplido. Sobre estas líneas tienes el Tesla Semi, un camión completamente eléctrico con una gigantesca batería que le proporciona una autonomía de 800 kilómetros (500 millas) con una sola carga.

La idea de hacer un camión eléctrico tiene mucho sentido desde el punto de vista medioambiental. Solo en California, los vehículos pesados (camiones y autobuses) suponen solo el 7% del parque de vehículos, pero generan el 20% de las emisiones de dióxido de carbono.

Tesla quiere cambiar eso con un vehículo que no solo es un camión eléctrico. También toca muchos puntos que importan a los que al fin y al cabo lo van a conducir: los camioneros. El primero es la seguridad. La batería está reforzada y se ha diseñado para minimizar el riesgo de explosiones incluso en caso de choque. El espectacular parabrisas panorámico es a prueba de rototuras, y el diseño de la cabina permite al conductor ver la carretera hasta inmediatamente delante del vehículo. Sensores en las ruedas se encargan de ajustar la potencia que recibe cada una para neutralizar posibles derrapes y pérdidas de control.

Bajo la cabina, y extendiéndose a casi toda la longitud del camión está la batería. Tesla tan solo ha hecho pública su autonomía. El camión tiene cuatro motores como los del Tesla Model 3, dos para cada eje, para un total de 1.032 caballos (cada motor del Model 3 tiene 258). En camiones es casi más importante la aceleración que la potencia. Tesla no ha revelado ese datos, pero tratándose de un motor eléctrico tiene que ser superior a un motor de combustión por pura estructura.

El interior de la cabina es otro de los elementos que más cambios ha sufrido. No solo es panorámica, también es tan alta (dos metros) que cabe una persona de pie sin problemas (a menos que sea extraordinariamente alta). Dos pantallas táctiles a los lados del volante son el único salpicadero.

Advertisement

El Tesla Semi tiene todos los sensores y cámaras de los automóviles Tesla. En otras palabras, tiene le potencial para ser completamente autónomo, aunque de momento el sistema autopilot que lleva solo funcione en algunas vías

Todo esto está muy bien, pero los camioneros no compran sus vehículos por lo bonitos que son, sino por su rendimiento. Tesla promete que su camión les hará ahorrar mucho dinero. Según la compañía, en rutas de 100 millas (160 km) la milla en el Tesla Semi saldrá a 1,26 dólares. Es un ahorro considerable comparado con los 1,51 dólares de media de un camión diesel. La gran incógnita es el precio de este monstruo eléctrico. Lo único que Musk ha dicho es que piensa comenzar a fabricarlo en 2019. [vía The Verge]