Así funciona uno de los aciertos del Galaxy S6: la carga inalámbrica

Pocas veces el lanzamiento de un smartphone estrella de Samsung ha generado tanta unanimidad: es, ahora sí, un paso firme hacia delante, el mejor Galaxy de la coreana hasta la fecha. No es perfecto, nada lo es, pero tiene grandes aciertos. Y uno de ellos te va a hacer la vida un poco más sencilla: la carga inalámbrica.

Advertisement

La carga inalámbrica no es nada nueva, de hecho tiene ya unos cuantos años de historia en móviles, pero ninguno de los grandes fabricantes, salvo la difunta Nokia, había apostado seriamente por ello. Que Samsung se anime implica que, probablemente, comenzaremos a ver más y más fabricantes haciendo lo mismo. No es revolucionario, incluso tal vez muchos no le veréis grandes ventajas (salvo que tengas muebles de Ikea en casa, más sobre esto debajo), pero al menos Samsung ha dado un toque de diferenciación a su Galaxy S6.

¿Cómo funciona la carga inalámbrica? Tan sencillo como ubicar el Galaxy S6 en un disco (más bien grueso), que es el cargador que Samsung comercializará aparte con el smartphone. Se trata de un cargador compatible con el estándar Qi, es decir, podrás utilizar cualquier cargador a la venta que soporte este estándar. Y eso es bueno. La compañía no ha confirmado el precio del cargador, pero probablemente esté entre los 15-30 euros/dólares. Un paseo por Amazon te permite comprar uno compatible desde solo 10 euros, o uno con diseño de disco similar al de Samsung por solo 14.

Advertisement

Por lo que hemos podido comprobar, al ubicar el Galaxy S6 sobre el disco el contacto y la carga se inicia al instante. Y en cualquier posición. No tienes que tener especial cuidado al posarlo. Es algo que no ocurre con todos los smartphones. El cargador inalámbrico que Nokia comercializaba, por ejemplo, era bastante defectuoso en este sentido, tenías que ubicarlo en una posición bastante concreta para que se iniciara la carga. Otra ventaja del sistema de Samsung es que ha logrado que los tiempos récord de carga (4 horas extra en solo 10 minutos, o carga completa en la mitad de tiempo del iPhone 6, según asegura Samsung) se cumplan también en modo inalámbrico y no solo con el cargador por cable.

En definitiva, un diferenciador que, por sí mismo, tal vez no resulte atractivo para muchos, pero puesto así, integrado en los muebles de Ikea, tal y como la sueca anunció ayer, ya es algo muuuucho más interesante. Llegar a casa, posar el móvil sobre la mesa de la cocina, y a cargar. Así sí.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story