En el año 2009, después de un aumento en el número de accidentes de tráfico en Times Square, la ciudad de Nueva York cerró Broadway a vehículos y creó espacios temporales solo para peatones. Fue un gran cambio, aunque una más de los muchos que ha sufrido a lo largo de su historia.

Image: Wikimedia Commons

Se trata de la intersección donde Broadway se encuentra con la Séptima Avenida en Manhattan, la postal que todos los turistas se llevan de Nueva York, el triángulo algo irregular entre West 47th y 45th Street. El punto álgido cuyas luces y brillo miden el enfermizo capitalismo del país. Y es que incluso los neoyorkinos actualmente te dirían que Times Square es un lugar para evitar.

Image: Wikimedia Commons

Sin embargo, no siempre fue así. De hecho, ese enorme bullicio con hordas de turistas que se respira en la actualidad fue muy diferente en los años sesenta, momento en que cualquier visitante trataba de evitar el código postal debido a la gran cantidad de sex shops, teatros para adultos, violencia y traficantes de drogas en la zona.

Image: 1898 (Wikimedia Commons)

Advertisement

Image: 1918 (AP)

Dicen que todo cambió con la llegada del alcalde Rudolph Giuliani, quien encabezó una operación de limpieza en la zona coincidiendo con sus esfuerzos para detener la epidemia de crack y crimen que existía.

Image: 1927 (AP)

Ni siquiera el nombre fue siempre el mismo. Longacre Square solo se conoció como Times Square a partir de 1904, cuando un editor del New York Times trasladó la logística del periódico a un nuevo rascacielos en la calle 42.

Image: 1930 (Año nuevo) (AP)

El periodista (Adolph Ochs) persuadió al entonces alcalde para que construyera una estación de metro allí, lo que se convirtió en la parada de Times Square.

Advertisement

Image: 1937 (AP)

Así, la gran escena tuvo lugar en abril de 1904, momento de la inauguración. Solo tres semanas después, apareció el primer anuncio “de luces” en el costado de un banco en la esquina de la calle 46 con Broadway.

Image: 1940 (AP)

Luego, a medida que crecía la ciudad, Times Square rápidamente se convirtió en un centro cultural lleno de teatros, salas de música y hoteles de lujo.

Image: 1942 (llegada de los héroes de guerra) (AP)

El auge de la industria publicitaria significó la entrada de más y más dinero, es decir, más luces para la famosa plaza.

Advertisement

Image: 1944 (AP)

Sin embargo, el ambiente cambió con la caída del mercado bursátil en Wall Street y el inicio de la Gran Depresión en los años treinta.

Image: 1945 (se anuncia el fin de la guerra) (AP)

Fue en ese momento cuando Times Square adquirió una reputación como vecindario peligroso en las décadas siguientes.

Image: 1945 (Wikimedia Commons)

Y desde los años sesenta hasta principios de los noventa, la inseguridad de la zona se convirtió en un símbolo infame del declive de la ciudad.

Advertisement

Image: 1955 (AP)

En aquel entonces era muy normal encontrarse letreros de neón que anunciaban bailarinas en topless, películas X y cines solo para adultos, aunque la plaza permaneció rodeada de sus famosas vallas publicitarias.

Image: 1966 (AP)

El crimen también floreció. En los 80 llegaron a cometerse más de 2.000 delitos al año en un solo bloque en Times Square, de los cuales casi la mitad eran delitos graves como asesinato o violación.

Image: 1970 (AP)

El área estaba tan deteriorada en los años ochenta que los recibos de impuestos de Times Square eran desorbitares.

Advertisement

Image: 1975 (AP)

Pero como decíamos, con la llegada de Giuliani todo cambió. El cierre de sex shops y la compra de cines para renovarse comenzó a darle la imagen reconocible de hoy.

Image: 1989 (AP)

De repente, el triángulo y la zona eran parte clave del centro de Manhattan y, a menudo, un punto de inicio para grandes eventos.

Image: 1995 (AP)

Por ejemplo, la tradicional fiesta de despedida de Año Nuevo, donde las multitudes se dirigen a uno de los pocos espacios abiertos de la ciudad.

Advertisement

Image: 1999 (Año nuevo) (AP)

Por cierto, y como vemos en la imagen de abajo, en 1998 los neoyorquinos se detuvieron en la calle para ver el final de mítica Seinfeld, emitida en una gran pantalla patrocinada por Panasonic.

Así que ya ven, si en las próximas vacaciones pasan por Nueva York y visitan Times Square, recuerden que hace no mucho toda esa fachada en pro del consumismo era muy distinta.

Image: Taylor Swift durante las actuaciones de año nuevo en 2017 (AP)

Una zona que pasó de un ascenso de popularidad, a un descenso a los infiernos, para acabar convirtiéndose en lo que es hoy. Aunque no sé realmente si mejor o peor, a decir verdad. [Wikipedia]