George R. R. Martin, el escritor de la serie de novelas Canción de hielo y fuego en las que se basa la serie Juego de Tronos, ha vuelto a escribir en su blog. Y lo ha hecho para aclarar algunas cosas sobre la popular saga de HBO, entre ellas, el trono, el famoso Iron Throne. Martin ha escrito sobre su diseño, sobre cómo lo han imaginado en la serie. Le gusta, tiene todas las réplicas... pero no es realmente como él lo había imaginado. ¿Cómo sería "de verdad" el Iron Throne si hubieran sido fieles a las novelas?

Martin lo describe en su propio blog. Dice:

El trono de HBO se ha convertido en algo icónico. Y merecido. Su diseño es fantåstico, ha funcionado muy bien en la serie. Hay réplicas en tres tamaños diferentes. Todo el mundo lo conoce. A mi me encanta. Tengo todas esas réplicas justo aquí, en mis estanterías.

Y sin embargo, sin embargo... no es correcto del todo. No es el Iron Throne que veo cuando estoy trabajando en The Winds of Winter. No es el Iron Throne que quiero que vean mis lectores. La forma en la que el trono se describe en los libros es... ENORME, pesado, negro y retorcido, con empinados peldaños de hierro hasta el asiento en lo alto, desde donde el rey mira hacia ABAJO a todo el mundo en la corte... mi trono es feo y asimétrico, una bestia encorvada oteando la sala del trono...

Advertisement

SegĂșn Martin, el Iron Throne serĂ­a exactamente como estas ilustraciones realizadas por Marc Simonetti. Desde luego, muy diferente al actual: el trono de la serie es de todo menos imponente. [George R. R. Martin]

Advertisement