Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Astrolab prueba su buggy lunar flexible en el desierto de California

Un prototipo de rover lunar completamente funcional y a gran escala se probó recientemente cerca del Valle de la Muerte

By
We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Astrolab prueba su buggy lunar flexible en el desierto de California
Imagen: Venturi Astrolab

Venturi Astrolab ha probar un vehículo lunar multipropósito diseñado para entregar carga, realizar investigaciones científicas y transportar a dos astronautas. La startup de California espera que la NASA elija su concepto para el programa Artemis, ya que la agencia espacial busca establecer una presencia a largo plazo en la Luna.

La NASA se está preparando para las próximas misiones Artemis, pero aún tiene que decidirse por un vehículo de terreno lunar. Lockheed Martin y General Motors se han asociado para diseñar un LTV, al igual que Northrop Grumman y AVL. Ahora podemos agregar a Venturi Astrolab y su rover Flexible Logistics and Exploration (FLEX) a la lista de contendientes.

Astrolab, integrada por exempleados de la NASA y SpaceX, se asoció con Venturi Group, un desarrollador de vehículos eléctricos. Fundada por Jaret Matthews, la compañía busca construir no solo un rover FLEX, sino una flota completa, un objetivo que, según la compañía, es necesario para “dar soporte a una presencia humana a largo plazo en la Luna y Marte”. Que el objetivo declarado de Artemis sea hacer lo mismo no es una coincidencia, ya que Venturi Astrolab espera ganar un contrato de la NASA como proveedor de LTV.

En lugar de implementar rovers personalizados para misiones específicas, Venturi Astrolab tiene como objetivo crear un LTV altamente versátil, estandarizado y modular que se pueda adaptar a todo tipo de misiones diferentes. “A medida que transicionamos de la era Apolo, que se centró en la exploración pura, a esta era en que las personas vivirán periodo más largos en la Luna, el equipo debe cambiar”, dijo Chris Hadfield, exastronauta de la Agencia Espacial Canadiense y ahora miembro de la junta asesora de Astrolab, en un comunicado de prensa. “Cuando nos instalamos en algún lugar, no solo necesitamos llevar personas de un lugar a otro, sino que también necesitamos mover carga, equipos de soporte vital y más. Y todo depende de la movilidad”.

Advertisement

FLEX es capaz de recoger y depositar cargas útiles modulares en apoyo de las operaciones humanas, la ciencia, la exploración, la logística, la construcción y “otras actividades críticas para una presencia sostenida en la Luna y más allá”, según la guía de Astrolab.

Imagen: Venturi Astrolab
Advertisement

FLEX puede servir como un rover despresurizado, en el que dos astronautas se paran en la parte trasera del vehículo y lo guían a lo largo de la superficie lunar. El rover puede transportar más de 1000 kg de carga, pero varios rover pueden trabajar juntos para transportar cargas útiles aún mayores. La carga puede colocarse encima de la cubierta principal o colgarse por debajo.

“Hemos diseñado una plataforma de movilidad que es independiente de la carga útil para que pueda funcionar dentro de un ecosistema de sistemas de transporte, vehículos y herramientas”, explicó Matthews. “FLEX logra una amplia gama de utilidades al recolectar, transportar y depositar cualquier carga útil que se ajuste a lo que será una interfaz estándar y abierta”.

Advertisement

Venturi Astrolab dice que FLEX se adhiere a los requisitos LTV de la NASA, como un paseo lunar de ocho horas, la operabilidad en el polo sur lunar y la capacidad de sobrevivir a las noches lunares y operar durante una década completa.

Imagen para el artículo titulado Astrolab prueba su buggy lunar flexible en el desierto de California
Imagen: Venturi Astrolab
Advertisement

Otras características incluyen una antena pivotante para garantizar una comunicación constante de gran ancho de banda con la Tierra, sensores para permitir la función autónoma y evitar obstáculos, un brazo robótico y un mástil científico similar a los rovers de Marte de la NASA, un sistema de suspensión adaptable y varias medidas para prevenir problemas causados por el fino polvo lunar. FLEX también tiene una matriz solar desplegable que permanecerá apuntando al Sol mientras gira alrededor de la Luna.

Ya se ha construido un prototipo de FLEX a gran escala y en pleno funcionamiento. La unidad se probó en el desierto de California cerca del Valle de la Muerte durante cinco días, según Astrolab. Se evaluaron sus funciones tripuladas y robóticas, se desplegaron varias cargas útiles, tanto grandes como pequeñas, y tuvo que atravesar terrenos desafiantes. Hadfield participó en estas pruebas y dijo que “no solo fue un placer conducir el FLEX, sino también ver su tamaño, capacidad y tener una idea intuitiva de lo que puede hacer este rover”.

Advertisement

Se espera que la NASA emita una solicitud de propuestas de LTV en los próximos meses. No hay garantía de que se seleccione a FLEX, ya que otras empresas también están compitiendo. Un rover lunar deberá estar listo para la misión Artemis 5 en 2027, por lo que es mejor que la NASA se ponga manos a la obra.