La artista Emma Fay utiliza el cuerpo humano desnudo como lienzo y contorsionistas como modelos para crear la ilusiĆ³n Ć³ptica de estar viendo un insecto o un animal. Transformar a esta persona en una "araƱa" llevĆ³ casi cinco horas de trabajo pero el resultado, no cabe duda, es espectacular.