Mientras que la mayoría de los mortales luchan por conseguir encestar una canasta relativamente cerca del aro, hay gente en el planeta batiendo registros de distancia simplemente alucinantes. El nuevo récord Guinness se batió hace unos días: un sorprendente lanzamiento desde 200 metros.

Para ser más exactos, el tiro se realizó a 201 metros sobre la cima de una montaña con una cascada. Sus autores fueron los youtubers australianos How Ridiculous, quienes han hecho de este absurdo arte de lanzar desde largas distancias un reto constante.

De hecho, es la quinta vez que el grupo ha batido el registro, eso sí, siempre encestando. [Mashable]