A principios de este año, el jugador de Rollercoaster Tycoon, Marcel Vos, pensó que había llevado el juego al límite al construir un viaje que tardaría 12 años en completarse. Resulta que estaba equivocado, porque ahora ha construido uno que te tomaría 45 años, en tiempo humano real, en llegar al final.

Apropiadamente llamado 45 años en el infierno, es un escenario construido alrededor de dos diseños principales: primero, un viaje muy lento que te arrastra por todo el mapa, y luego un viaje de regreso absolutamente insoportable, donde una pequeña inclinación justo antes del final del viaje te envía hacia atrás a una fracción de la velocidad a la que llegaste.

Esa patada hacia atrás es la razón de que el viaje dure tanto tiempo; anteriormente, Vos había creído que no se podía viajar en reverso por largos períodos de tiempo, pero resulta que fue un error, no una característica, y una vez solucionado pudo comenzar a implementar sus planes tortuosos.

La “hazaña” se realizó en OpenRCT2, una versión de código abierto de RollerCoaster Tycoon 2 que puedes descargar aquí.