Lo que vemos en las imágenes es histórico. Rara vez se consigue capturar a un ejemplar de pez pelícano (Euryphrynx pelecanoides) en acción, mucho menos abriendo su majestuosa y enorme mandíbula. Normal si tenemos en cuenta que habita en la zona abisal.

Los peces abisales son aquellas especies que se encuentran en las profundidades de los mares y los océanos, lo que llamamos zona abisal o abisopelágica. Dicho de otra forma, a no ser que desciendas más allá de los 1.000 metros de profundidad, difícilmente los encontraras.

Nos podemos hacer una idea de la clase de peces que pueden habitar ahí, y uno de ellos es el pez pelícano. Un equipo de investigadores marinos dio con esta especie de anguila marina, aunque una que consiste casi por completo en una boca.

De hecho, aunque no se trata de una ánguila, pertenece al orden Saccopharyngiformes, los cuales están estrechamente relacionados con las verdaderas anguilas. Como decíamos, su rasgo más distintivo es su enorme boca, mucho más grande que su cuerpo.

Advertisement

Como vemos a partir del minuto 01:25, la boca la puede abrir tanto como para engullir un pez que en la mayoría de ocasiones es más grande que él. La mandíbula inferior, parecida a una bolsa, recuerda a su nombre, un pelícano.

Por cierto, el est√≥mago puede estirarse y expandirse para alojar comidas de todos los tama√Īos. Impresionante. [YouTube]