Pocos países como China tienen el poder de construir o transformar ciudades de la noche a la mañana. Shanghái es un ejemplo. Claro que hay un precio a pagar: contaminación, burbujas inmobiliarias... ¿A quién le importa? El último mega-proyecto arquitectónico made in China será este puente de aspecto alienígena inspirado en la cinta de Möbius. Burbujas aparte, es espectacular.

La firma Next Architects acaba de ganar el concurso para levantar el puente en la ciudad de Meixi Lake, cerca de Changdsa. La ciudad aspira a convertirse en una especie de nueva Shanghái futurista pero ecológica (eso dice el gobierno chino). El puente medirá 150 metros de largo y 24 de alto. Tendrá diferentes niveles de paso con distintas vistas y estará construido en su totalidad en acero.

Su inspiración en la conocida como banda de Möbius le da un aspecto casi orgánico, vivo. Será uno de las construcciones emblemáticas de Meixi Lake, una ciudad de más de 11 kilómetros cuadrados que China levantará de la nada. Impresionante. [vía Next]