Captura: L’Obs (YouTube)

Conseguir detener el inmenso fuego que se originó en la catedral de Notre-Dame en París supuso el esfuerzo heroico de docenas de personas. Aunque partes de un valor incalculable fueron destruidas, afortunadamente la estructura de la catedral resistió. Parte del mérito lo tiene Colossus, un robot de extinción de incendios por control remoto que pesa 500 kilos y maneja la Brigada de Bomberos de París.

Advertisement

Luchar contra un incendio en un antigua iglesia supuso algunos desafíos únicos para los bomberos, como bien explicó Gregg Favre, funcionario de seguridad pública de Estados Unidos:

Pero hay algunas cosas con las que los bomberos siempre tienen que lidiar al enfrentarse a un fuego de tal magnitud como el que vimos en París: cargar con las mangueras y las herramientas necesarias para utilizarlas dentro de una estructura que puede verse comprometida por el incendio

Cuando la aguja de Notre-Dame amenazaba con colapsar y quedaban llamas por combatir, llegó Colossus.

Advertisement

Colossus está diseñado para soportar unas condiciones brutales, operar una manguera contra incendios, transportar herramientas pesadas en un entorno hostil o extraer a personas heridas. Puede manejarse a casi 300 metros de distancia, y su diseño modular hace que se pueda configurar para diferentes trabajos.

Imagen: Shark Robotics

Advertisement

Imagen: Shark Robotics

Tiene aproximadamente 1,6 metros de largo, 0,75 metros de ancho y algo menos de 0,8 metros de alto. Es a prueba de agua, resistente al fuego, lo impulsan dos motores eléctricos que funcionan con seis baterías de iones de litio y tiene un sistema de frenos electromagnéticos.

Advertisement

Se puede controlar con diversos aparatos, pero casi todos parecen mandos sacados de consolas de videojuegos.

Imagen: Shark Robotics

Advertisement

La hoja de especificaciones de Colossus dice que el robot solo puede moverse a una velocidad de 3.5 km/h, pero puede subirse a casi cualquier cosa y transportar más de 540 kg de carga.

Este robot fue diseñado por la compañía de tecnología francesa Shark Robotics, que fabrica “vehículos terrestres no tripulados”. Hicieron una demostración ante los medios de comunicación en 2017, y lo puedes ver en acción en este clip de France 3 o en este otro de TF1.

Advertisement

Las imágenes de Colossus dirigiéndose a Notre-Dame no han tardado en circula por las redes sociales:

Advertisement

Y el vídeo de Shark Robotic te mostrará mejor que nadie cómo trabaja Colossus:

El New New York Times indicó que “dos policías y un bombero resultaron heridos en las cinco horas de lucha indispensables para conseguir controlar el incendio, pero nadie murió”, mientras se suceden las pesquisas sobre la causa del incendio de Notre-Dame.

Advertisement

Me parece increíble, y estoy seguro de que Francia está extremadamente orgullosa del equipo de bomberos y funcionarios que tomaron las riendas de la situación.

Pero desde un punto de vista puramente tecnológico, es impresionante ver cómo los robots pueden cumplir con tareas tan complejas