Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo consiguen los polluelos el oxígeno necesario cuando aún están dentro de sus huevos

Imagen: Pixabay

La mayoría sabemos que después de poner un huevo, los embriones de ave acaban rompiendo la cáscara para recibir la primera bocanada de aire fresco. Sin embargo, ¿cómo demonios lo hacen para mantenerse con vida en el hermético interior del huevo? Como tantas veces en la asombrosa naturaleza, las cosas no son como parecen.

De esto va precisamente la interesantísima pieza visual de los chicos del canal Skunk Bear, quienes pasan a desgranar el impresionante funcionamiento interno que permite a los pollitos respirar cuando están en el interior del huevo.

Advertisement

Pensemos en los bebés humanos, donde todo el proceso necesita oxígeno. Con los huevos pasa parecido, aunque evidentemente no se almacena dentro del mismo. Cuentan los chicos de Skunk que si se magnificara la cáscara del huevo mil veces, entonces podrías ver parte del “truco”.

En realidad, existen una serie de cristales de carbonato de calcio en la cáscara junto a pequeños agujeros imperceptibles. Precisamente estos agujeros permiten que el aire penetre. De esta forma, el oxígeno puede pasar a través de la cáscara. Sin embargo, surge un nuevo problema: el polluelo que crece dentro todavía no tiene sus pulmones funcionando.

Para que le llegue el oxígeno a su riego sanguíneo hay que entender un efecto maravilloso que se produce pocos días después de que el huevo se deposita. Si colocamos un huevo fertilizado frente a una fuente de luz podrías observarlo. Se trata de una delicada red de vasos sanguíneos que crecen desde el abdómen del embrión y se comprimen contra la membrana justo dentro de la cáscara.

El oxígeno del aire viene a través de los pequeños agujeros de la cáscara y luego se difunde hacia la sangre del embrión. El polluelo en crecimiento libera al mismo tiempo el dióxido de carbono (CO2).

Es algo muy parecido a lo que ocurre en nuestros primeros días en el útero, donde hay un saco vitelino al comienzo, y una red de vasos sanguíneos creciendo afuera desde el lugar donde tienes tu ombligo, aunque en vez de hacer presión contra el borde de la cáscara tus vasos sanguíneos llegan a la pared del útero donde se unen con una membrana externa para formar la placenta. Lugar donde el oxígeno de tu madre se difunde en tu sistema circulatorio.

Advertisement
Imagen: Wikimedia Commons

Pues es exactamente lo mismo que ocurre en los huevos de aves y reptiles. Mientras todo esto ocurre, los pulmones se están desarrollando. Los humanos no llenamos los pulmones con aire hasta después de nacer, pero los polluelos se adelantan.

Advertisement

Esto se debe a que el oxígeno pasa a través de la cáscara todo el tiempo. La humedad se evapora lentamente, y eso crea un espacio vacío que de modo gradual se llena de aire.

Así, uno o dos días antes de que nazca el pollito comienza a moverse. Perfora esta bolsa de aire y llena sus pulmones. De esta forma tiene suficiente oxígeno para salir del huevo y, entonces sí, tomar esa primera bocanada de aire fresco, la primera respiración… fuera del huevo. [Skunk Bear]

Share This Story

Get our newsletter

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key