Ilustración: Sam Woolley / GMG.

Cuando Apple lanz√≥ el MacBook Air en enero de 2008 era una obra de arte de dise√Īo y tecnolog√≠a con sobreprecio. El port√°til era una preciosidad con un grosor de apenas entre 0,3 y 1,7 cent√≠metros, y un peso de 1,35 kilos. En su presentaci√≥n, Steve Jobs revel√≥ este ordenador de 1.800 d√≥lares sac√°ndolo de un sobre de manila para demostrar lo esbelto que era. ‚Äú¬ŅQu√© es el MacBook Air?‚ÄĚ, pregunt√≥ mientras recorr√≠a el escenario. ‚ÄúEs el port√°til m√°s delgado del mundo‚ÄĚ.

Diez a√Īos m√°s tarde, el mercado est√° inundado de ordenadores port√°tiles delgados y finos, y aunque Apple todav√≠a mantiene el Air en las estanter√≠as de sus tiendas, ha permitido que su hardware se volviera obsoleto mientras se enfocaba en otros productos m√°s rentables. En la d√©cada que ha pasado desde que la compa√Ī√≠a present√≥ el Air, han creado port√°tiles m√°s potentes, m√°s r√°pidos e incluso m√°s delgados. Pero a pesar e todo esto, ninguno ha revolucionado tanto la trayectoria o rumbo de la computaci√≥n port√°til como el MacBook Air.

Steve Jobs reveló el Air en enero de 2008. (Foto: Getty Images)

Cuando Apple lanz√≥ el primer MacBook Air su recepci√≥n fue fragmentada. Algunos cre√≠an que era una p√©rdida de dinero, mientras que otros pensaban que era una visi√≥n del futuro. ‚ÄúEl Air mostr√≥ las posibilidades de lo que pod√≠a ser la computaci√≥n‚ÄĚ, coment√≥ a Gizmodo Francois Nguyen, director creativo de la firma especializada en dise√Īo Frog. Para dise√Īadores industriales como Nguyen, el MacBook Air marc√≥ un cambio significativo en c√≥mo hac√≠an su trabajo. Cambi√≥ su forma de pensar sobre la manufactura; inspir√≥ a las compa√Ī√≠as a pensar en un buen dise√Īo, y en el proceso, hizo que los consumidores pidieran m√°s de un ordenador port√°til.

Advertisement


La Asus Eee PC 900 era un portátil típico de la época.

La mayor√≠a de personas en 2008 pensaba que los ordenadores ultraport√°tiles eran como los modelos baratos al estilo del Asus Eee PC 900. El MacBook Air, en cambio, naci√≥ en una √©poca interesante. En el a√Īo 2008 la computaci√≥n port√°til estaba atascada en dos mundos: bestias potentes y voluminosas como el Lenovo ThinkPad que t√©cnicamente son port√°tiles pero son demasiado inc√≥modas para llevar a todas partes, y port√°tiles coloridos y livianos como los Asus Ee PC que serv√≠an para poco m√°s que navegar en internet y usar software simple. El Air se sent√≠a como algo entre esos dos mundos. Apple trabaj√≥ junto a Intel para miniaturizar su procesador Core 2 Duo, reduciendo su tama√Īo un 60%. Este dise√Īo de procesador m√°s peque√Īo permiti√≥ tambi√©n reducir el tama√Īo de la tarjeta madre, lo que dio m√°s espacio para a√Īadir bater√≠a y reducir el tama√Īo del ordenador.

Advertisement

LA Sony Vaio TZ era el portátil que Apple debía derrotar en 2008.
La gr√°fica de Apple que comparaba el grosor del MacBook Air con el de la Sony TZ m√°s delgada.

Originalmente, Apple fabric√≥ el Air para competir contra ordenadores port√°tiles livianos como los Sony TZ, los cuales contaban con un dise√Īo similar y un peso de apenas 1,4 kilos. Steve Jobs mostr√≥ una gr√°fica comparando el grosor de las partes m√°s gruesas del Air con el de las Sony TZ durante su presentaci√≥n en 2008: ‚Äúla parte m√°s gruesa del MacBook Air es m√°s delgada que la parte m√°s delgada de la TZ‚ÄĚ, se burl√≥. ‚ÄúSe supone que este ordenador es delgado‚ÄĚ.

Advertisement

S√≠, el Air era un hito en el dise√Īo industrial. ‚ÄúEs simplemente un objeto s√≥lido y hermoso‚ÄĚ, coment√≥ Nguyen. El uso de materiales de calidad por parte de Apple permiti√≥ que el ordenador tuviera un peso agradable. Su teclado sigue siendo, hoy en d√≠a, uno de los mejores teclados que ha dise√Īado Apple jam√°s. El dise√Īo y la forma del Air era tan emblem√°tica que Apple consigui√≥ registrar una patente sobre la silueta del ordenador, debido a que algunos competidores ya la estaban copiando.

Foto: Gizmodo.

Sin embargo, no era un ordenador perfecto. El Air original ten√≠a una capacidad de almacenamiento muy limitada y no ten√≠a unidad √≥ptica (aunque esto √ļltimo era similar a que Apple elimin√≥ el puerto de auriculares en los √ļltimos iPhone). El hecho de que contara con solo un puerto USB era un vistazo a lo que ver√≠amos en el futuro, pero a su vez no era pr√°ctico para la √©poca. Apple intent√≥ compensar estas faltas con su dise√Īo y un trackpad multit√°ctil. No obstante, para muchas personas el Air no era m√°s que un port√°til muy bonito pero muy costoso. ‚ÄúPor definici√≥n, el Air era algo como un port√°til‚ÄĚ, coment√≥ Nguyen. ‚ÄúPero a su vez era demasiado precioso para ser encasillado con todos esos aparatos de pl√°stico barato que estaban llegando al mercado‚ÄĚ.

Advertisement

Es cierto que Apple despoj√≥ al Air de ciertas tecnolog√≠as a las que los consumidores se hab√≠an acostumbrado, pero para algunos la falta de algunas caracter√≠sticas era una ventaja. ‚ÄúApple tom√≥ una postura en cuanto a su disciplina y reduccionismo‚ÄĚ, asegur√≥ Mladen Barbaric, fundador del estudio de dise√Īo Instrumments al igual que la firma de dise√Īo de productos Pearl Studios. ‚ÄúSi vas a crear el port√°til definitivos para viajes, tendr√°s que hacer algunas concesiones‚ÄĚ. En retrospectiva, esos sacrificios o concesiones, por m√°s dolorosas que fueran en el momento, marcaron el comienzo de esa forma de trabajar sin ataduras y cables que es tan com√ļn hoy en d√≠a.

El primer MacBook Air hacía que el MacBook de la época se viera extremadamente grueso. (Imagen: iFixit)

Cuando el Air lleg√≥ al mercado, la nube todav√≠a era un concepto imperfecto. Recuerdo haber borrado una incontable cantidad de archivos de mi port√°til cuando su disco duro inevitablemente alcanzaba su capacidad m√°xima. Pero Apple se arriesg√≥ con una apuesta basada en que suficientes personas apreciaban m√°s la portabilidad que la potencia, y con el tiempo comprobaron que ten√≠an la raz√≥n. ‚ÄúMe oblig√≥ a modernizar mi forma de trabajar‚ÄĚ, comenta Barbaric. ‚ÄúY todav√≠a trabajo de esta manera hoy en d√≠a‚ÄĚ.

Advertisement

Para los primeros usuarios, como Nguyen, vali√≥ la pena soportar esos dolores de cabeza a corto plazo que trajo el Air. Nguyen cree que el Air hizo que trabajar se convirtiera en una actividad de lujo, y recuerda que poseer un Air se convirti√≥ en un s√≠mbolo de estatus en su oficina. Era una forma de distinguirse entre las ‚Äúabejas obreras‚ÄĚ, que necesitaban ordenadores pesados y gigantescos para hacer la parte m√°s laboriosa del dise√Īo, y los jefes que simplemente pod√≠an sacar su Air de su mochila y enviar algunos correos electr√≥nicos. ‚ÄúMi meta es llegar a un punto en el que no tengo que llevar ning√ļn ordenador conmigo‚ÄĚ.

E√Ī Acer Aspire S3, uno de los primeros ultrabooks.

En 2011 Apple present√≥ un MacBook Air m√°s peque√Īo con pantalla de 11" y un precio que comenzaba en los 999 d√≥lares, y tambi√©n redujo el precio del modelo base de 13" a uno mucho m√°s razonable de 1.299 d√≥lares, para competir con compa√Ī√≠as como Asus, Acer y Lenovo que ya estaban listas para producir sus propios ordenadores potentes y delgado, gracias a la ayuda de Intel y sus componentes cada vez m√°s peque√Īos. Estos ‚Äúultrabooks‚ÄĚ tuvieron su gran fiesta de presentaci√≥n en el CES 2012, y se posicionaron como una alternativa al Air m√°s barata y con Windows.

Advertisement

Hoy en d√≠a los port√°tiles livianos y potentes son la norma, y no es arriesgado agradecerle a Apple por esto. ‚ÄúCrearon un nuevo mercado alrededor de lo que consideraban un ordenador ultraport√°til‚ÄĚ, comenta Barbaric.

Imagen de un vídeo en el que Apple explicaba cómo se fabricaba el MacBook Air.

Apple pudo hacer eso al establecer nuevos procesos de manufactura que ayudaron a optimizar la producci√≥n de sus dispositivos de metal. En 2008 el proceso de fresado que se utiliza para fabricar el cuerpo del Air era usado principalmente para fabricar prototipos y producci√≥n de bajo volumen. Este proceso era muy costoso y requer√≠a de comprar una herramienta esepcial que pod√≠a cortar con precisi√≥n un bloque de aluminio hasta crear los bordes esbeltos y elegantes que vemos en el Air. Con el paso de los a√Īos Apple invirti√≥ en el proceso y lo mejor√≥, con la intenci√≥n de incorporar el dise√Īo de cuerpo de aluminio de una sola pieza en m√°s productos y no solo el Air.

Advertisement

Otras compa√Ī√≠as de electr√≥nica de consumo comenzaron a pensar que pod√≠an hacer lo mismo: ‚Äúpuedo decirte que el inter√©s en port√°tiles ultradelgadas increment√≥ inmediatamente despu√©s del lanzamiento del MacBook Air‚ÄĚ, afirma Barbaric. ‚ÄúImpact√≥ a las personas de inmediato, pero debido a que el desarrollo toma tiempo, no viste otras alternativas en el mercado inmediatamente. Lo que vimos fue un efecto domin√≥ con el paso del tiempo a medida que las compa√Ī√≠as iban trabajando en ello a puerta cerrada‚ÄĚ.

El nuevo MacBook llegó en 2015 y es el heredero espiritual del legado del MacBook Air. (Foto: Gizmodo)

Hoy en d√≠a Apple contin√ļa usando los mismos procesos que implement√≥ para el MacBook Air en fabricar los nuevos MacBook y MacBook Pro. Sus formas son diferentes, pero el ADN sigue siendo el mismo. Apple descubri√≥ c√≥mo integrar componentes miniaturizados en un cuerpo de metal cada vez m√°s peque√Īo sin depender de la silueta del MacBook Air. Las principales virtudes del nuevo MacBook, su ligereza y lo delgado que es, son rasgos evolutivos heredados directamente del primer Air. ‚ÄúPodr√≠an haber llamado ‚ÄėMacBook Air‚Äô al nuevo MacBook y no nos hubiese importado‚ÄĚ, coment√≥ Barbaric.

Advertisement

En cambio, Apple decidi√≥ que el Air tuviera una muerte lenta y complicada. Apenas hace algunos d√≠as la compa√Ī√≠a dej√≥ caer una pista de que por fin matar√≠an el MacBook Air despu√©s de a√Īos de dejarlo obsoleto. Es dif√≠cil negar que ha llegado la hora de que el Air, al menos en su forma actual, ceda su lugar como el port√°til de entrada de Apple. Pero tambi√©n es muy importante recordar su legado como el precursor espiritual de los port√°tiles que conocemos y amamos hoy en d√≠a.