Las c├ímaras IP, o c├ímaras web inal├ímbricas son un invento excelente para montar nuestra propia red de vigilancia dom├ęstica, pero tambi├ęn son un peligro para la privacidad si no se protegen adecuadamente. La FTC estadounidense ha publicado una peque├▒a lista de normas muy b├ísicas para mantener el interior de nuestro hogar a salvo de miradas ajenas.

  • Asegurar el Router: Las c├ímaras IP se llaman as├ş precisamente porque no dependen de un ordenador para transmitir im├ígenes, sino que cuentan con su propia direcci├│n IP en una red. Se conectan a la red WiFi de casa como un equipo m├ís. Eso quiere decir que la seguridad empieza por la de la citada red. Es importante (y no solo para las c├ímaras) cambiar la contrase├▒a de serie del Router, y establecer una contrase├▒a de acceso a nuestra red. Si la c├ímara soporta sistemas de seguridad como el WPA2, es recomendable activarlos.
  • Asegurar la c├ímara: Las c├ímaras IP funcionan casi como un Router en miniatura. Su acceso se puede proteger mediante su propia contrase├▒a. Como en el caso del router central, es conveniente cambiar la contrase├▒a de serie del fabricante por una m├ís s├│lida.
  • Cifrar las conexiones: Si tu c├ímara lo permite, aplica un cifrado de datos como el SSL a la conexi├│n. Generalmente esta opci├│n est├í disponible en el propio men├║ de configuraci├│n del dispositivo.

Estas precauciones son muy b├ísicas, y es probable que ya las hayas tenido en cuenta. Si no es as├ş, ahora es un buen momento. Tambi├ęn es buena idea revisar de vez en cuando la p├ígina de soporte t├ęcnico del fabricante, ya que a veces lanzan actualizaciones del firmware o boletines de seguridad muy interesantes. [Federal Trade Commission v├şa Avast Blog]

Foto: Davide Restivo / Flickr