La lectura rápida es una habilidad que puede ser difícil de dominar. Hay una tonelada de libros, charlas y artículos dedicados a enseñar a las personas la supuesta forma correcta de aprender a leer rápido. En realidad hay un truco que puede ayudarte a empezar leer mas rápido. Solo necesitas una cartulina.

La idea detrás del truco es bastante simple. Cuando leas, coloca una cartulina blanca justo sobre la oración que está leyendo y vete moviéndola al leer. Muchas personas que prueban este truco colocan la tarjeta debajo de lo que están leyendo, pero los expertos argumentan que dejar lo que ya hemos leñido expuesto incita a volver a leer esa parte.

Poner la tarjeta sobre la línea bloquea lo que ya has leído y te mantiene enfocado en hacia dónde vas, no dónde has estado. También empuja tus ojos hacia abajo en la página. Para textos en una pamntalla, puedes simular el truco hasta cierto punto leyendo los documentos desde la parte superior de la ventana del navegador. A medida que avanzas, desplaza el texto para que la parte de la página que has leído desaparezca de la vista.

Si usamos una tarjeta que no sobresalga mucho podemos usar también como marcador de libros, y así nos mantendremos justo en la línea en la qeu estábamos cuando llegue la inevitable interrupción. [vía Fast Comopany]