Se llama Robert Bobroczky, tiene 17 años, es natural de Rumanía, habla tres idiomas y mide un poco más que el mítico jugador de la NBA, Yao Ming. Sus 2,31 metros lo convirtieron en el jugador de baloncesto más alto de Europa. ¿Cómo se introduce una persona de semejante estatura en un vehículo ordinario?

Bobroczky, actualmente ligado al equipo del Instituto SPIRE cerca de Geneva, Ohio, en Estados Unidos, ha sido comparado desde muy pequeño con otras leyendas del baloncesto de estaturas similares como Manute Bol. Sin embargo, y como ocurre con las personas que ven el mundo desde lo alto, existen una serie de problemas. Por ejemplo, tratar de entrar a un coche normal. 

En la pieza visual se puede ver cómo Bobroczky accede al interior de un Hyundai Accent, que si bien es técnicamente un automóvil “compacto”, no es absurdamente pequeño. ¿El resultado? Robert debe reclinar el asiento al máximo junto a un poco de maña al entrar. [Jalopnik]