Foto: Pixabay

Google Tasks lleva con nosotros desde hace casi diez años, pero la herramienta para crear listas de tareas digitales siempre se sintió como un esfuerzo a medio gas. Sin una aplicación móvil oficial, había que recurrir a apps de terceros o a la versión móvil de Gmail en el navegador. Nunca más.

Advertisement

Finalmente, Google ha visto la luz y ha lanzado una aplicación de tareas dedicada tanto para Android como para iOS. Además, las tareas ahora tienen su propia sección dedicada en el lado derecho de la versión web de Gmail, que es una integración mucho mejor que la fea ventana de tareas que parecía más a un cuadro de chat y a la que había que acceder desde un menú enterrado en la interfaz de Gmail.

Sí, Google le está dando a las tareas algo de cariño. Ya iba siendo hora. Aquí te ofrecemos un vistazo rápido a lo que la aplicación móvil ofrece (y lo que omite).

Muy fácil de configurar en el móvil

Probablemente tengas una cuenta de Google (de lo contrario, no estarías aquí para empezar ). En ese caso la configuración de la aplicación móvil no puede ser más fácil. Solo tienes que instalar la app, seleccionar la cuenta de Gmail que deseas asociar y decirle a Tareas que estás de acuerdo con que le envíe notificaciones. Eso es todo.

Advertisement

Agregar y sincronizar tareas es igual de simple

La interfaz de Tareas es limpia, y hace que sea más fácil hacer lo que la aplicación demanda, que es agregar tareas pendientes a varias listas. Me gusta que la app permita una cantidad muy decente de detalles para cada tarea, y más aún que muestre todos estos detalles directamente en cada una de sus listas de tareas.

Advertisement

Piensa en Tareas como en una colección de diferentes tipos de notas adhesivas, como las que usabas para la lista de compra, la que usabas para tus tareas diarias, la que usabas para apuntar números importantes o cosas que necesitas tener listas en una fecha concreta.

Puedes crear un número infinito de nuevas listas de tareas, al menos no parece haber un límite. Solo hay que tocar el ícono en la esquina inferior izquierda y seleccionar Crear nueva lista. Esta pantalla también es donde se cambia de una cuenta a otra de Gmail si deseas realizar un seguimiento de las diferentes cosas en cada una (es útil teniendo en cuenta el aumento de importancia de las tareas en el servicio de Gmail en el navegador).

Advertisement

Una vez tengas una lista, agregar una nueva tarea es tan fácil como tocar el botón azul grande de Agregar una nueva tarea. Si quieres que sea sencillo, solo tienes que esceribir el elemento y presionar Guardar. Eso es todo.

Si quieres complicarlo un poco y agregar detalles adicionales a tu tarea, solo toca el ícono +. Cuando lo hagas, toca el ícono de tres líneas y podrás agregar una pequeña descripción a tu tarea (si el nombre de tu tarea no es suficiente para refrescar tu memoria). También puede asignar una fecha de recordatorio para la tarea haciendo clic en el pequeño icono de calendario.

Advertisement

Después de guardar la tarea, puede hacer clic en ella desde su lista de tareas para editar los detalles, ajustar la fecha del recordatorio o agregar subtareas especiales en caso de que la tarea original tenga algunas “partes móviles” adicionales.

Es fácil mover las tareas a diferentes listas: solo haz clic en el menú desplegable que se encuentra sobre el nombre de la tarea desde cualquier lista de tareas. Hay una pega, y es que cada tarea solo puede estar en una lista. Sin multitareas.

¿Qué falta?

Aunque aprecio la simplicidad de Tareas, también es un poco raro que la herramienta de Google omita algunas características útiles que son el estándar para cualquier aplicación de administración de tareas. No se puede agregar una ubicación a una tarea, ni configurar una tarea para repetir en un horario particular, ni establecer ningún tipo de sistema de prioridad de tareas.

Advertisement

No se pueden asignar diferentes colores o iconos a las tareas para sugerir ningún sentido de urgencia. Lo mejor que puedes hacer es crear diferentes listas de tareas, como “HÁGALO AHORA” y “Quizás más tarde”, para mantener tus obligaciones separadas del resto de cosas que quieres hacer.

Tampoco puedes agregar fotos ni videos a las tareas. Ese no es el mayor problema, porque tampoco puedes hacerlo en aplicaciones populares de administración de tareas como Todoist, pero sería genial poder incluir imágenes en algún tipo de sección de “información adicional” de una tarea si es necesario. Supongo que tendrás que recurrir a Google Keep si necesitas mezclar multimedia y texto en una especie de recordatorio. (En un mundo perfecto, Google debería permitir vincular una nota Keep a una tarea, o viceversa.)

Advertisement

Por lo menos, las tareas a las que asignes fechas de recordatorio aparecerán en tu Google Calendar siempre y cuando hayas activado el calendario de Recordatorios y hayas hecho clic en el ícono de tres puntos de al lado para seleccionar la opción “Cambiar a tareas”.

Crear tareas a partir de correos electrónicos también es fácil en la nueva interfaz de Gmail. Simplemente abre Tareas en la barra lateral derecha y arrastra cualquier correo electrónico. Luego puedes editar el nombre y los detalles de la tarea, y el correo electrónico que arrastraste se asociará con ella. Desgraciadamente, no hay forma de hacerlo en las versiones móviles de Gmail y Tareas.