Los precios de los paquetes de contenido descargable para mejorar diferentes videojuegos son una de las quejas favoritas de todos. No es para menos. Algunos de estos parches pueden llegar a ser muy caros, pero no son nada comparados con Train Simulator.

Parches como el DLC de Dragon Age Inquisition pueden llegar a costar 25 dólares en Steam. Es casi la mitad de lo que cuesta un juego original. Teniendo en cuenta que algunos juegos lanzan varios DLC, el importe de añadir nuevas misiones u objetos a nuestro juego favorito puede subir como la espuma.

El colmo de esta política se lo lleva Train Simulator 2016: Steam Edition. El juego está enfocado a los entusiastas serios de los trenes y tiene un precio de 45 dólares. Sus DLC sirven para añadir diferentes locomotoras y rutas.

El precio de cada uno de estos módulos oscila entre los 4 y los 25 dólares, pero no son dos o tres. Según han podido contar nuestros compañeros de Kotaku, Train Simulator 2016 tiene exactamente 230 módulos. Si los compráramos todos, su precio sería de algo más de 3.000 dólares.

Advertisement

Por cierto, los creadores del juego, Dovetail Games, han tenido el detalle de rebajar todos los DLC un 40%. El precio original sería de alrededor de 4.300 dólares. [Steam vía Kotaku]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)