Explosión de una prueba nuclear de 1958 recientemente desclasificada como parte de la Operación Hardtack (YouTube)

Entre 1945 y 1962, Estados Unidos llev√≥ a cabo 210 pruebas nucleares atmosf√©ricas ‚ÄĒel tipo que causa nubes de hongo. En 1963 se prohibieron las pruebas nucleares sobre el suelo, pero hay miles de grabaciones que llevan tiempo pudri√©ndose en b√≥vedas secretas de todo el pa√≠s.

Ahora puedes verlas en YouTube.

Greg Spriggs, f√≠sico de armas del Laboratorio Nacional de Lawrence Livermore (LLNL), ha convertido en una misi√≥n personal preservar las 7.000 pel√≠culas conocidas, muchas de ellas literalmente descomponi√©ndose ocultas al p√ļblico mientras segu√≠an estando clasificadas.

Seg√ļn el LLNL, este proyecto de cinco a√Īos ha sido tremendamente exitoso. Aproximadamente 4.200 pel√≠culas han sido ya escaneadas y alrededor de 750 acaban de desclasificarse. 64 de las pel√≠culas desclasificadas se han subido hoy a YouTube en lo que Spriggs llama un ‚Äúconjunto inicial‚ÄĚ.

‚ÄúSe puede oler el vinagre cuando se abren las latas. Es uno de los subproductos del proceso de descomposici√≥n de estas pel√≠culas‚ÄĚ, explica Spriggs a Gizmodo.

Advertisement

‚ÄúSabemos que estas pel√≠culas est√°n a punto de descomponerse hasta volverse in√ļtiles‚ÄĚ, dice Spriggs. ‚ÄúLos datos que estamos recopilando ahora deben ser preservados en formato digital, porque no importa lo bien que se traten las pel√≠culas, no importa lo bien que las conservemos o las almacenemos, se pudrir√°n. Est√°n hechas de material org√°nico, y el material org√°nico se descompone. As√≠ que eso es todo. Llegamos a este proyecto justo a tiempo para guardar los datos‚ÄĚ.

Es una carrera a contrarreloj, Spriggs calcula que necesitar√°n al menos otros dos a√Īos para escanear las pel√≠culas restantes. La desclasificaci√≥n de las restantes 3480 pel√≠culas, proceso que requiere revisi√≥n militar, tardar√° a√ļn m√°s.

‚ÄúEs incre√≠ble cu√°nta energ√≠a se libera‚ÄĚ, comenta Spriggs. ‚ÄúEsperemos no tener que volver a usar un arma nuclear nunca m√°s. Creo que si capturamos la historia de esto y mostramos cu√°l es la fuerza de estas armas y cu√°nta devastaci√≥n pueden causar, entonces tal vez la gente ser√° reacia a usarlas‚ÄĚ.