Imagen: La pieza de ajedrez (Sutheby’s)

Esta es una de esas historias para tirarse de los pelos si fueras el ‚Äúafortunado‚ÄĚ. Una familia de Edimburgo guardaba en un caj√≥n de la casa una antigua pieza de ajedrez aparentemente sin valor alguno. Resulta que la pieza es hist√≥rico y medieval, y se hab√≠a perdido el rastro durante m√°s de 200 a√Īos.

En 1964, un vendedor de antig√ľedades en Edimburgo compr√≥ una pieza de ajedrez por cinco libras y registr√≥ la compra en un libro de cuentas como un ‚Äúantiguo guerrero de ajedrez‚ÄĚ. El art√≠culo se pas√≥ luego a trav√©s de su familia y se qued√≥ en un caj√≥n durante 55 a√Īos, tiempo en el que la hija del anticuario a veces la sacaba para admirar su singularidad.

Finalmente, la nieta decidi√≥ este a√Īo evaluar la pieza en la casa de subastas Sotheby‚Äôs, espacio donde se identific√≥ como una de las cinco piezas faltantes de los hist√≥ricos Lewis Chessmen de finales del siglo XII/principios del XIII encontrados en la Isla de Lewis en 1831. Seg√ļn explica Sotheby‚Äôs en un comunicado:

Estas piezas de ajedrez han inspirado grandes historias y cuentos populares, como las piezas de ajedrez mágicas en Harry Potter y la piedra del hechicero de Rowling. Pero con sus diferentes vestidos y gestos, las piezas también han ofrecido a los investigadores ideas sobre las civilizaciones medievales.

Hoy en d√≠a, todas las piezas de ajedrez son de un color marfil p√°lido, pero el tono oscuro de Lewis Warder claramente tiene el potencial de ofrecer una visi√≥n valiosa y fresca de c√≥mo este ajedrez de Lewis pudo haber lucido en el pasado. Ciertamente, hay m√°s en la historia de este guardi√°n que a√ļn no se ha contado, sobre su vida en los √ļltimos 188 a√Īos desde que fue separado de sus compa√Īeros de ajedrez.

Advertisement

Imagen: Espacios de la isla donde se han encontrado las piezas Sutheby’s

La pieza reci√©n descubierta es un guardi√°n, un hombre con casco, escudo y espada y el equivalente a una torre en un tablero de ajedrez moderno, que ‚Äútiene un car√°cter y un poder inmensos‚ÄĚ, cuenta la casa de subastas.

Advertisement

Al parecer, 82 piezas similares se exhiben en el Museo Británico, y 11 piezas en el Museo Nacional de Escocia. Un caballero y cuatro guardias, necesarios para completar estos juegos de ajedrez, habían desaparecido desde el siglo XIX. El guardián recién descubierto fue una de las piezas faltantes, y la primera encontrada en el set desde su descubrimiento original.

Ahora se espera que la pieza √ļnica alcance un valor 1 mill√≥n de libras en la subasta. Un mill√≥n de libras que permanecieron en un caj√≥n durante m√°s de medio siglo. [LiveScience]