Allá por 2014, From Software mostró algunas escenas de desarrollo de Bloodborne. En ellas se podía ver un gigante con una espada de llamas. Cuando el juego salió en 2015, aquel gigante no apareció por ningún lado y los jugadores simplemente supusieron que no llegó a la versión final. Se equivocaban.

Un jugador llamado Moros Nyx acaba de descubrir a la criatura en las profundidades de una de las catacumbas de cáliz (mazmorras aleatorias que se desbloquean a medida que se encuentran algunos componentes en el juego). El monstruo es exactamente igual a como aparece en el tráiler, pero es insólito que haya tardado dos años en aparecer con la cantidad de gente que ha jugado a Bloodborne. Moros Nyx explica:

Bloodborne salió a la venta en marzo de 2015, pero el gigante no muerto de llamas nunca apareció en las catacumbas. Al igual que objetos como la sangre fría del gran reverenciado, se suponía que simplemente era contenido que no se llegó a usar en al versión final del juego.

Casi tres años más tarde, en noviembre de 2017, un grupo de exploradores de tumbas liderado por KolbrotKommander (que también es el que generó la mazmorra) hizo el descubrimiento que se creía imposible avistando a la criatura en el cuarto nivel maldito de la catacumba de raíz profanada.

Es posible para otros jugadores visitar esa catacumba concreta usando el glifo pa6ssc6u. El descubrimiento abre la posibilidad a que haya aún más objetos o criaturas ahí fuera. Los exploradores de tumbas siguen cavando. [vía Moros Nyx]