Hacer un aterrizaje de emergencia no es nada fácil, pero en esta ocasión la pericia del piloto es tan impresionante, que posarse en la pista sin tren de aterrizaje, sin casi dañar la avioneta y saliendo tranquilamente de ella parece lo más normal del mundo.

Ocurría en el aeropuerto regional Saint Mery’s, en Maryland, un aerodromo pequeño pero rodeado de densos bosques y zonas pobladas que hacían aún más peligrosa la maniobra.

La pericia del piloto llega al punto de detener los rotores en el momento justo para que no se dañen con la pista y dejar la avioneta bimotor perfectamente posada en pista y con tan solo daños en la panza como resultado de arrastrarse por ella. Sencillamente impresionante. [vía Reddit]