Los restos del USS Lexington, un enorme portaaviones hundido en una batalla con las fuerzas japonesas en la Segunda Guerra Mundial, se han encontrado después de 76 años de búsqueda en el suelo del mar del Coral, en la costa este de Australia. Un extraordinario hallazgo dirigido y financiado por Paul Allen.

Bajo el nombre de Research Vessel Petrel, el cofundador de Microsoft lleva un tiempo tras la búsqueda de buques históricos de la Segunda Guerra Mundial. Así fue como filmó al Lexington a algo más de 900 kilómetros de Australia. Un barco que participó en la Batalla de mar del Coral en mayo de 1942 junto con el USS Yorktown contra tres portaaviones japoneses, la primera batalla entre portaaviones de la historia.

Advertisement

El Lexington fue alcanzado por una serie de torpedos y bombas el 8 de mayo y se convirtió en el primer portaaviones en “caer” en la historia. En aquella batalla se rescataron 2.770 tripulantes, incluido el capitán y su perro Wags, la mascota del barco.

Según cuenta la historia, un mes después, la Marina de Estados Unidos sorprendió a las fuerzas japonesas en la Batalla de Midway y cambió el rumbo de la guerra en el Pacífico. Tal y como ha explicado a los medios Allen:

Hacer un homenaje al USS Lexington y a los valientes hombres que sirvieron a ella es un honor. Como estadounidenses, todos tenemos una deuda de gratitud con todos los que sirvieron y continúan sirviendo a nuestro país por su coraje, persistencia y sacrificio.

Advertisement

Robert Kraft, director de operaciones submarinas de Allen, ha explicado que encontrar el Lexington fue una prioridad porque era una de las naves más importantes que se perdió durante la Segunda Guerra Mundial.

Por cierto, no es el único descubrimiento del equipo. Las expediciones dirigidas por Allen también han dado con el USS Indianapolis, el USS Ward, el USS Astoria, el acorazado japonés Musashi y el destructor italiano WWII Artigliere. [CNN]