Image: Planet Fitness (Getty)

Ocurrió el pasado domingo en el complejo de un Planet Fitness en Michigan, cuando alguien dio la voz de alarma al encontrar entre la lista de redes wifi disponibles “remote detonator” (detonador remoto). Durante varias horas y con el edificio ya desalojado, los perros rastrearon la zona en busca de explosivos.

Finalmente y tras tres horas en busca de potenciales amenazas en el edificio, la policía indicó que no había peligro. Pasado el susto, muchos se preguntaban si se trataba de una broma de mal gusto o simplemente un nombre al azar que se le dio a la red. En cualquier caso, las autoridades tendrían dificultades para acusar a alguien de un delito por ello.

Advertisement

Según explicó el jefe de policía, Donald Pussehl, el incidente se encuentra bajo un discurso protegido. “Todo es perfectamente legal desde el punto de vista de la policía”, dijo Pussehl. “No hubo crimen ni amenaza. Ninguna llamada diciendo que había una bomba”.

El gimnasio abrió unas horas más tarde después de la aparente broma de alguien. No está de más decir que la próxima vez que busques una señal en un lugar desconocido, si ves un nombre de red vagamente amenazante, probablemente no estés en peligro.